Vox recibe las palabras de Pablo Casado contra su formación como "una rabieta con consecuencias que no podemos calcular". Y es que, el Partido Popular no solo ha votado 'no' —en vez de abstenerse— en la moción de censura fallida de Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez, sino que en el pleno de este jueves, el líder de los 'populares' ha pronunciado además un discurso muy duro contra la formación de extrema derecha.

"No es que no seamos valientes, que no nos atrevamos, es que no queremos ser como ustedes". Estas palaras han dejado más que "sorprendidos" a los diputados de Vox, especialmente al líder de la formación, Santiago Abascal, quien "no se esperaba" un discurso así. Sus compañeros de partido hablan de un "ataque personal" que habría "dinamitando" la relación entre Casado y Abascal.

La intervención de líder del PP, en la que ha considerado que Vox pretende "suplantar" a su formación, proseguía: "En dos años no he contestado a sus provocaciones, pero hasta aquí hemos llegado. No queremos ser el partido de la ira y la revancha", ha añadido.

Ha sido un discurso equivocado y seguramente Casado se esté arrepintiendo si tiene algo de sentido común"

Iván Espinosa de los Monteros

Los miembros de Vox se han dicho sorprendidos, en estado de shock, porque no se esperaban un "ataque personal muy feo" a Santiago Abascal como el que, aseguran, "ha desplegado" Pablo Casado desde la tribuna del Congreso de los Diputados y que ha "dinamitado" la relación entre ambos. En palabras de Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox, en una entrevista en 'EsRadio', el de Casado ha sido un discurso "equivocado, del que seguramente se esté arrepintiendo si tiene algo de sentido común".

Pero Abascal en su réplica no se ha quedado atrás, y ha tenido a bien recordarle al líder del PP que gracias a Vox gobierna en la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia y Andalucía. "Si yo fuera como Casado, dejarían de gobernar mañana mismo", ha afirmado en su respuesta.

Vox Andalucía se "replantea completamente" su relación con el PP

Aunque desde Vox han concretado a laSexta que no van a romper ningún pacto en dichas comunidades, las palabras de Casado empiezan tener sus primeros efectos colaterales y la formación de extrema derecha ha decidido aplazar la reunión que iba a mantener esta tarde sobre los Presupuestos con el Ejecutivo andaluz, tal y como ha adelantado laSexta. Aseguran desde Vox que ha sido "por falta de tiempo" para preparar la reunión.

Sin embargo, el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, ha aseverado que su grupo se "replantea completamente" la relación con el PP después de la "gravísima quiebra de la confianza". De este modo ha lanzado una advertencia: "Las actitudes van a cambiar".

Espinosa de los Monteros también ha querido aclarar que Vox "no tiene compromiso con el PP en ningún sitio, más allá de los acuerdos de Gobierno a cambio de un programa que se cumple". "Si había conversaciones con presupuestos serán voluntarias. Si el PP dice que no quiere nada con Vox, que somos radicales y fascistas, estará deseando sentarse con PSOE para aprobar sus presupuestos".