Primeras reacciones fuera del hemiciclo tras la ruptura de Pablo Casado con Vox por la moción de censura registrada contra Pedro Sánchez.

Según ha podido saber laSexta, la formación de extrema derecha, ha aplazado la reunión que iba a mantener esta tarde sobre los Presupuestos con el Ejecutivo andaluz. Aseguran que no romperán las negociaciones en esta línea, pero sí advierten de que el discurso de Pablo Casado en el debate de hoy les ha hecho replantearse algunas cuestiones relacionadas con el Gobierno en Andalucía.

Y es que el presidente de los 'populares' se ha mostrado muy duro contra Santiago Abascal en su intervención del hemiciclo. Ha manifestado que el líder de Vox no está preparado para ser presidente ni su partido tiene experiencia para justificar su voto en contra de la moción de censura.

Una intervención muy dura contra Abascal y sus 51 diputados le ha servido al líder del PP para alejarse de la postura de Vox en el Congreso de los Diputados. "En dos años no he contestado a sus provocaciones, pero hasta aquí hemos llegado. No queremos ser el partido de la ira y la revancha", ha señalado.

Vox asegura que no romperá las negociaciones, pero sí ha advertido sobre el discurso de Casado

"Usted no da batalla por las ideas, solo tiene la idea de arrastrar a los españoles a la batalla, pero la política real es hacer cosas por la gente. Pensaba que, dada su trayectoria laboral no haría falta, pero le voy a explicar que el PP no alimenta furia ni ruido ni alimenta fracturas. Solo queremos unir a los españoles", ha sentenciado Pablo Casado.

Estas palabras han descolocado a Santiago Abascal, que ha reconocido sentirse "sorprendido" por la postura del PP. Desde el estrado se ha dirigido a Casado para decirle que "no esperaba" ese tono: "El PP se ha quitado la máscara y ha vuelto el vicesecretario de Comunicación de Mariano Rajoy. Se ha unido a la caricatura de Vox, de Abascal, de 52 diputados y de algunos españoles que todavía le votan".

Asimismo, Abascal ha apuntado a laSexta que el tono duro de Pablo Casado "ha sorprendido a todo el mundo, especialmente al Gobierno, que ha aplaudido su intervención". "Los ataques personales son siempre una equivocación", ha apostillado el presidente de Vox, que siempre ha defendido la moción como "un instrumento de reprobación al presidente del Gobierno".

El que sí ha celebrado la intervención de su presidente en la cámara baja ha sido Juanma Moreno, el presidente de Andalucía. En declaraciones en redes sociales, ha asegurado que "hoy ha quedado demostrado que España necesita a Pablo Casado de presidente".