Quim Torra ha cargado contra la decisión de la Junta Electoral Central, que ha prohibido a TV3 y Catalunya Ràdio, los principales medios catalanes de titularidad pública, usar los términos "presos políticos" o "juicio de la represión" en sus contenidos.

El president de la Generalitat habla de censura: "Imagine hasta qué punto se cuestiona la libertad de expresión”, ha respondido de forma retórica al presentador del telediario noche de la cadena RTP portuguesa, el segundo canal del país, durante una entrevista de este jueves por la noche", ha respondido al presentador del telediario noche de la cadena RTP portuguesa durante una entrevista de este jueves por la noche.

También en Twitter ha hecho una reflexión y ha insistido en que en España "hay prisioneros políticos y exiliados".

 

El director de TV3, Vicent Sanchis, este viernes, en RAC1, ha dicho que asumen la decisión de la JEC, "pero eso no quiere decir que la consideremos justa. No puede ser que la BBC pueda hablar de exiliados y en cambio nosotros no; esto es un delirio".

Ha asegurado que los recursos judiciales contra los medios públicos catalanes "siempre los presentan Ciudadanos o el Partido Popular" y en su opinión, la Junta Electoral solo se posiciona sobre recursos "y últimamente siempre los presentan estos dos partidos". Fue Ciudadanos quien presentó este último recurso para reivindicar más neutralidad informativa en sus emisiones.

Albert Rivera celebró la decisión de la Junta Electoral en la red social Twitter: "La Junta Electoral da la razón a @CiutadansCs y prohíbe a TV3 hablar de España como si fuera una dictadura". Además, el líder de la formación naranja ha reivindicado el fin de usar "recursos del Estado para ir contra el Estado", y ha advertido al medio catalán televisivo: "Cuando gobernemos, o TV3 cumple la Constitución o no recibirá ni un euro".

 

La Junta ha advertido a los medios de titularidad pública para que "se abstengan de hacer referencia al juicio seguido ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo como juicio de represión, al ser un juicio realizado dentro de las normas del Estado de Derecho", y ha pedido a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals "abstenerse de llevar a cabo prácticas informativas que se aparten injustificadamente de la vigente legalidad". También se llama a prescindir de expresiones como "exiliado" para categorizar al expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, y detalla que "se está transmitiendo un mensaje confuso".