Joan Manuel Serrat ve luz al final del túnel: "Supongo que el lunes es probable que Cataluña pueda tener ya por fin un Gobierno". En cuanto a la elección de Puigdemont, Quim Torra, Serrat sabe que el Gobierno español lo rechaza por sus comentarios en redes sociales, pero piensa que no hace falta juzgar: "Hay varios representantes públicos que yo considero que son inadeacuados y no por eso me siento con derecho a rechazarlos".

Lo importante para Serrat es que Cataluña se una de nuevo porque, según él, ahora mismo está dividida, sorda y muda: "Yo creo que es mejor que haya Gobierno, que haya un interlocutor con el que se empiecen a zurcir las heridas y a arreglar los desperfectos".

A parte de Cataluña, el autor de 'Mediterráneo', no puede dejar pasar la indignación y la pelea de los pensionistas en la calle: "Un colectivo sumamente maltratado y olvidado que una vez ha sido esquilmado durante toda la vida se le deshecha".

Por eso cree que es necesario que salgan a la calle a defender su dignidad. Igual que las mujeres que han protestado por la sentencia de la manada: "Tener que escuchar este tipo de sentencias, me perturba y me revuelve".

Tiene el convencimiento de que habrá un antes y un después con respecto a cómo se tipificarán estos delitos en el futuro y cómo responderá la sociedad, porque Serrat no pierde la fe.