Luz verde del Congreso a la nueva prórroga del estado de alarma hasta el 7 de junio. La ajustada votación se ha resuelto con 177 'síes', 162 'noes' y 11 abstenciones. Pierde así un voto a favor con respecto a la última votación (el 6 de mayo). Un desgaste acusado teniendo en cuenta los 321 votos a favor que obtuvo el Gobierno de Sánchez en la primera votación del estado de alarma el pasado 25 de marzo.

El Gobierno lo ha conseguido gracias al apoyo de Ciudadanos (10), PNV (6), Más País (2), PRC (1), Teruel Existe (1) y Coalición Canaria (1), junto con los votos a favor de los partidos de la coalición de Gobierno, PSOE (120 diputados) y Unidas Podemos (35).

Sin embargo, la votación no ha estado exenta de anécdotas. Según ha podido saber laSexta, varios diputados se han equivocado al emitir su voto. Dos diputados de Vox han votado 'sí' por error (el resto de su formación se ha posicionado en contra) y la portavoz socialista Adriana Lastra ha votado abstención porque no le funcionaba el botón del '´si'.

El acuerdo con la formación de Inés Arrimadas le ha costado al Ejecutivo las críticas de aquellos partidos que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez. Así, ERC (que ha votado en contra) ha lamentado el pacto con Arrimadas y ha avisado a Sánchez y a Unidas Podemos de que ese acuerdo podría terminar con el espíritu de la investidura.

Pese a votar a favor, el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, también ha apelado a ese espíritu y le ha recordado a Sánchez quienes fueron los partidos que le llevaron a La Moncloa. Sánchez, en su turno de palabra, les ha respondido que mantiene sus compromisos de investidura.

Sorprende también el 'no' de Compromís, que por primera vez ha votado en contra de la prórroga del estado de alarma. El propio Baldoví lo anunciaba durante su intervención y acusaba al presidente del Gobierno, en un discurso crítico y duro, de no cuidar a los partidos que le apoyaron. Sánchez le invitaba, sin éxito, a reconsiderar su postura para no trasladar un mensaje negativo.

Por su parte, Vox (52) y PP (88) se han posicionado en el 'no'. A ese 'no' se han sumado Junts per Catalunya (8), la CUP (2) y Foro Asturias.

Durante el debate, Pablo Casado (que pasa de la abstención al 'no') ha señalado que el Gobierno de coalición "provoca el caos" y ha hablado de un Ejecutivo desbordado que improvisa medidas "como pollo sin cabeza". En respuesta, Sánchez le ha reprochado que "entre la unidad y la ultraderecha, ha escogido a la ultraderecha" y le ha echado en cara el "amplio elenco de insultos, descalificaciones y argumentos excéntricos" que le ha dirigido para justificar su 'no'.

Finalmente, Bildu se ha situado en la abstención tras alcanzar un acuerdo con el Ejecutivo para "derogar la Reforma Laboral del PP antes de la finalización de las medidas extraordinarias por el COVID-19". También se han abstenido el BNG y Nueva Canarias, cuyos representantes han confirmado durante el pleno esta postura, así como Navarra Suma, que ya lo había anunciado previamente.