La pancarta en memoria de Miguel Ángel Blanco ha colgado en la fachada de Génova. Después de 20 años, Rajoy ha presidido un homenaje necesario para el PP. "Si alguna conclusión debemos sacar de cara al futuro es que las víctimas del terrorismo merecen el apoyo, el esfuerzo y todo lo que podamos hacer por ellas", ha señalado.

Pero no todos en Madrid han querido recordarle de esta manera. La alcaldesa se ha desmarcado, declaración si pero pancarta no: "Nos resulta razonable en la medida de que son las asociaciones de víctimas las que insisten mucho en que no haya una singularización de unos nombres frente a otros".

Un fallo para sus compañeros de Ayuntamiento. "Me parece un error político y no me parece Manuela Carmena diciendo esto", ha señalado Antonio Miguel Carmona. Porque para la hermana del concejal asesinado sí envuelve a todas las víctimas: "Hay que recordar todo lo que se consiguió y todo lo que se avanzó en la lucha por la derrota de ETA".

En el PP hay quien va incluso más lejos. "Desde la mezquindad niegan reconocimiento y actos públicos", ha apuntado Rafael Catalá, ministro de Justicia. También lo han negado en Cádiz, que tras las duras críticas de los populares, el alcalde se reafirma en su posición.

Con el mismo argumento tampoco lo han hecho en Bilbao. socialistas y PNV han rechazado colocar una placa o un monolito para recordarle.