Las manifestaciones en las carreteras catalanas tras la sentencia el procés ha dejado momentos de gran tensión entre conductores, manifestantes y los Mossos d’Esquadra. En las imágenes que acompañan estas líneas se puede ver cómo varias personas se alteran al verse obligados a parar en mitad de su trayecto.

Un señor acusa a los Mossos d'Esquadra de no hacer nada para dejarles continuar la marcha con un tono de verdadero enfado: "Venga ya hombre, no me toques los huevos. Sois una vergüenza, estoy tranquilo, porque si no estuviera tranquilo, estoy esposado y en el calabozo".

Otro de los conductores ha reprochado a los Mossos que no podrá cobrar su día de trabajo: "Que no me pagan el día, ¿Le vas a dar de comer tú a mi familia o qué? Que no me van a pagar el día si llego tarde, que se vayan a otro sitio a quejarse".

Tras pedir insistentemente a los agentes que disuelvan la protesta, uno de ellos pide calma al conductor, quién no duda en responderle: "Si estuviera nervioso, me cago en dios, cojo un bote de gasolina y los quemo".

La violencia en Cataluña deja 96 heridos este miércoles, uno de ellos grave

Los enfrentamientos registrados este miércoles en Cataluña entre la policía y grupos de manifestantes violentos se saldaron con 96 heridos, uno de ellos grave y otro menos grave al ser atropellado por un furgón de los Mossos.

Según ha informado el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), 57 de los heridos se produjeron en Barcelona y 26 del total de 96 heridos contabilizados por el SEM requirieron asistencia hospitalaria.

El joven herido menos grave, que estaba detrás de un contenedor de basura durante la protestas que tuvieron lugar en Tarragona y que fue atropellado por una furgoneta de los Mossos, está ingresado en el hospital Joan XXIII de Tarragona, con traumatismo craneoencefálico en estado menos grave.

El SEM asistió también a una persona en Sils (Girona), que fue trasladada al hospital en estado grave, a 14 en Manresa (Barcelona), a 12 en Lleida, a 9 en Girona, a 1 en Sallent (Barcelona) y otras dos en Tarragona. Además, los Bomberos de Barcelona atendieron a una persona con contusión facial que fue trasladada al Hospital de Sant Pau.