Desde este lunes la mitad de España estará en la fase 3 de la desescalada del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus y la otra mitad en la fase 2, después de que este viernes el Gobierno haya analizado y aprobado las peticiones de cada comunidad autónoma.

El 48% de España estará en fase 2 de la desescalada y el 52% en fase, según ha determinado este viernes el Gobierno.

La Comunidad de Madrid, Barcelona, la región sanitaria de Lleida, las regiones metropolitanas norte y sur de Cataluña y toda Castilla y León pasarán el lunes a la fase 2 tras recibir el visto bueno de las autoridades sanitarias. Es decir, el 48% de la población estará en la fase 2, unos 23 millones de personas.

Por su lado, continuarán en la fase 2, porque así lo han considerado ellas mismas la Comunidad Valenciana, Ceuta, Toledo, Ciudad Real y Albacete.

A la fase 3 pasa otra gran parte de España: Galicia, La Rioja, el País Vasco, Asturias, Cantabria, Extremadura, Murcia, Navarra, Baleares, Andalucía, Canarias, Cuenca, Guadalajara, Melilla y en Cataluña, el Alt Pirineu i Aran, Terres de l'Ebre y Camp de Tarragona.

Serán 25 millones de ciudadanos los que pasen el lunes a la fase 3, un 52% de la población. A partir de la fase 3, los presidentes de las comunidades recuperarán la "gobernanza plena" y podrán determinar si permiten la movilidad entre sus provincias así como cuándo llegan a la "nueva normalidad", según ha explicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

Llegar a este punto ha sido gracias al "esfuerzo" y "disciplina" de los ciudadanos y "ha merecido la pena", según Montero, que ha recalcado que el estado de alarma ha sido "efectivo y útil".

"Juntos somos más fuertes de lo que creíamos" y que se va a demostrar que somos un país "del que sentirnos orgullosos", ha añadido la portavoz del Ejecutivo.

Ya están en fase 3 desde el pasado lunes las islas de Formentera (Baleares), La Gomera, El Hierro y La Graciosa (Canarias).

Las actividades que se pueden realizar en la fase 3

· Desaparecen las franjas horarias, pero la población de riesgo (ya sea por edad o por patologías previas) deberá mantener extremar las medidas de seguridad e higiene.

· Ampliación del aforo en los comercios al 50%, pero cumpliendo una distancia mínima interpersonal de 2 metros. Además, se mantendrán los horarios preferentes para las personas mayores de 65 años.

· Reapertura de las zonas comunes y los espacios recreativos de los centros comerciales, garantizando un aforo del 50% y una distancia interpersonal de 2 metros.

· Los bares y restaurantes podrán ampliar su aforo en la zona interior al 50% y podrán dar servicio en barra, siempre que se garantice la distancia mínima de 2 metros.

· Las terrazas también verán ampliado su aforo a un 75%.

· Los hoteles y alojamientos turísticos podrán reabrir sus zonas comunes al 50% de su aforo.

· En el sector cultural, las actividades con 1/3 de aforo en fase 2 podrán pasar al 50% de aforo en esta fase. Salas de artes escénicas y musicales abren con una limitación de aforo de 1/3; y actos y espectáculos culturales de menos de 80 personas en lugares cerrados (1/3 de aforo).

· Espectáculos y actividades deportivas en espacios cerrados, solo en deportes en los que no exista contacto o el riesgo de contagio sea moderado, con público limitado a una persona por cada 20 m2. En partidos o espacios al aire libre, un máximo de un tercio del aforo, garantizando siempre la separación de seguridad entre los espectadores. No se podrán utilizar los vestuarios.

· Se permitirán actos y espectáculos culturales, parques temáticos y de ocio al aire libre de menos de 800 personas (siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria).

· También se volverán a abrir las plazas, recintos e instalaciones taurinas con una limitación de aforo que garantice una persona por cada 9m2.

· Todos los servicios de transporte público estarán al 100% y en la media y larga distancia hay un posible incremento de la ocupación de los vehículos (autobuses y trenes).

· A los velatorios y entierros podrán asistir 50 personas si se llevan a cabo al aire libre y 25 personas si se realizan en una zona cerrada. Mientras que en las bodas podrá haber 150 invitados al aire libre y 75, en espacios cerrados. Los lugares de culto también verán ampliado su aforo a un 75%.