La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena ha llegado andando a las 9 horas al registro de la Plaza de la Villa para renunciar a su acta de concejala en el Consistorio de la capital. Lo ha hecho acompañada por su escolta y sin querer hacer declaraciones extensas a los medios. "Yo ya no soy nadie", ha dicho entre sonrisas a los periodistas.

En la Plaza de la Villa ha sido recibida por el secretario del Pleno, Federico López de la Riva, ante quien entregará el acta. Fiel a su costumbre de madrugar, Carmena ha llegado a primera hora de la mañana a presentar formalmente su renuncia.

Pretendía que fuera un acto discreto, como explicaban días atrás desde su personal de confianza, pero desde las 8 horas, cuando abre el registro, ya había prensa esperándola.

"No voy a hacer declaraciones, queridos amigos, yo aquí ya no soy nadie. Hoy aquí renuncio", ha declarado a los medios. Carmena ha afirmado sentirse "muy bien". "Ya veremos", ha contestado a la pregunta de qué va a hacer a partir de ahora.

Carmena ha estado en las dependencias del registro 30 minutos. Después salía del número 4 de la Plaza de la Villa y se detenía unos minutos a hablar con la prensa. "No es despedida, despedida. Nos vamos a seguir encontrando en muchas ocasiones en la vida", decía a los periodistas.

La exalcaldesa ha agradecido la labor de los medios de comunicación porque con ella han sido "muy buenos y siempre cariñosos, siempre además trabajando mucho y esperando". "Gracias a todos", ha remachado.

Fiel a su estilo, Manuela Carmena se ha detenido entre la nube de periodistas, cámaras y fotógrafo para ver las flores de los balcones de la antigua Casa Consistorial de la Plaza de la Villa. "Voy a ver cómo están las flores", explicaba para, a continuación, pedir a los informadores que ya la dejaran tranquilamente para continuar con su "paseíto".

A los pocos minutos de alejarse de la Plaza de la Villa aparecía la número dos de la lista de Más Madrid, Marta Higueras, que ha intercambiado unas palabras con el secretario del Pleno. La candidata que ocupará su lugar su escaño será a número 20 de la lista de Más Madrid, Carolina Pulido. Carmena es la segunda regidora que renuncia al cargo después del popular Alberto Ruiz-Gallardón.

El emotivo último discurso de Carmena: "El feminismo es la mayor revolución del mundo sin una gota de violencia"

Manuela Carmena pronunció un emotivo discurso de despedida en el Ayuntamiento de Madrid tras ser investido José Luis Martínez-Almeida, en el que recordó a los concejales que deben "cuidar la democracia": "Algunos me habrán oído decirlo, y me seguirán oyendo decirlo donde esté, quienes sabemos lo que nos costó a este país traer la democracia, fue tanto, fueron esfuerzos, fueron vidas, que no lo podemos olvidar".

"Quizá les extrañe que yo empleo este término, cuidar la democracia. Lo digo porque igual que cuidamos los afectos, tenemos que cuidar a las instituciones, porque son la estructura de paz que permite la vida social. Cuantos más sectores vulnerables, hay más se necesita de democracia", señaló.

La exalcaldesa también remarcó la importancia de la lucha feminista: "Empleo con gusto el termino de cuidar, porque cuidar es un término femenino y la teoría de los cuidados es una creación del feminismo, y el feminismo es un movimiento que ha significado la mayor revolución del mundo sin que haya habido una gota de violencia".

"Digo esto diciendo claro que el movimiento feminista jamás fue violento, desgraciadamente hay quien no cree en el feminismo, quien no respeta a las mujeres, quien las mata. No puedo olvidar la enorme trascendencia que en estos días llegamos a 1.000 mujeres muertas por violencia de género", recordó.