Tras los últimos desencuentros entre el Gobierno central y el de la Comunidad de Madrid por las restricciones y demás medidas para luchar contra el coronavirus, este martes se retoman las reuniones del Grupo COVID-19. El ministro de Sanidad ha asegurado que en la reunión el Ejecutivo analizará la situación epidemiológica de Madrid y no ha descartado aumentar las medidas si no mejora. "El objetivo no es estabilizar, sino doblar la curva", ha reconocido Illa.

En la reunión, que será en la sede de la Vicepresidencia, participarán los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, así como el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, según fuentes del Gobierno regional.

Ya el pasado viernes, el propio Aguado, en Al Rojo Vivo, anunció que iba a convocar de nuevo "a los ministros" para celebrar una nueva reunión para acordar medidas con la finalidad de atajar la pandemia de coronavirus. "Me comprometo a no levantarme hasta que no haya un acuerdo, creo que es lo que tengo que hacer", dijo en la entrevista.

El vicepresidente, de Ciudadanos, mostró igualmente su desacuerdo con la decisión de la Comunidad de acudir a los tribunales. De hecho, fuentes del Gobierno de Madrid a laSexta, ante esta nueva reunión, apuntan que "una cosa es el consenso y otra lo que se produjo el miércoles pasado en la Interterritorial", cuando la mayoría de comunidades apoyaron el documento de Sanidad para establecer medidas extraordinarias en Madrid.

Insisten en que "una cosa es el diálogo y otra la imposición", ya que a entender del Ejecutivo regional en esa reunión no hubo consenso y el ministro Illa ha impuesto las medidas de Madrid, la única afectada por las restricciones, ya que cumple todos los parámetros sobre incidencia y ocupación de UCI.

Madrid insiste en que no había descontrol

El consejero de Sanidad, Ruiz Escudero, este lunes, en Onda Madrid, ha reiterado que Madrid "no estaba descontrolada" como para requerir una intervención del Ministerio de Sanidad.

Ha calificado como "lamentable" la actuación de Sanidad, que, bajo su criterio, "no responde a la realidad ni a criterios técnicos". "Tratamos de convencer al Ministerio de que nos permitiese dividir Madrid para poder perimetrar los distritos como veníamos haciéndolo, pero no nos escuchó", lamenta.

"El ministro Illa me tiene castigado. La última reunión que tuvimos fue por iniciativa mía, pero a nivel técnico sí se están produciendo esas llamadas. Que estemos comentando los datos es fundamental", ha comentado igulamente.

Por otro lado, el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la región, Enrique López, ha criticado que se esté actuando "a golpe de tuit" desde el Ministerio de Sanidad: "Los tuits incendiarios no conducen a nada".

"Madrid no puede considerarse como una ciudad de 100.000 habitantes, es un error. En cualquier caso es importante llamar a los ciudadanos a que cumplan las medidas incluso las que nos ha impuesto el Gobierno. No se trata de dónde puedo ir o no, sino que limitemos al máximo nuestras relaciones sociales", afirma.