La alcaldesa de Móstoles está en el foco por haber ascendido a su tío y haber adjudicado un puesto en el Ayuntamiento a su hermana, con un sueldo de 52.000 euros anuales por llevar las redes sociales.

En las imágenes se ve a los vecinos de la localidad gritando a la alcaldesa Noelia Posse durante el pregón de sus fiestas patronales. Gritos de "ladrona" y abucheos en contra de la socialista por contratar a sus dos familiares.

Pose asegura que no va a rectificar a pesar de que en el PSOE de Madrid le piden que haga algo con esta decisión que no es muy estética y que no gusta en el partido.