Desde 1987, año en que empezó a funcionar 'Flanigan', el establecimiento se ha convertido en lugar de reunión para empresarios y personalidades de la alta sociedad. Su fama hace que el puerto deportivo de Calviá -Puerto Portals- sea también destino obligado para los amantes de la buena mesa, cualidad que siempre se le ha reconocido al rey Juan Carlos.

'Flanigan' enarbola "la cortesía, la experiencia, la autenticidad, la innovación y las ideas" como señas de identidad y reclamo para sus comensales. Se distinguen a base de buen servicio y buena mesa con una premisa muy clara: ingredientes naturales de alta calidad y "cocinados justo antes de servir".

Con estas premisas, no es de extrañar que 'Flanigan' sea uno de los locales de referencia para Juan Carlos. El rey es un habitual del restaurante mallorquín, que incluso ha estado presente en sus conversaciones más privadas; como las que recogen las grabaciones secretas que el CESID hizo en 1990 de las charlas del monarca con su círculo de confianza.

"Yo no piso Flanigan o no piso tal. Y cuando lo pise, dos personas, y si hay una más, fuera"

"Yo no piso Flanigan o no piso tal. Y cuando lo pise, dos personas, y si hay una más, fuera. La verdad es que, vamos... nunca he sido tan feliz", se le escucha al rey en esas conversaciones grabadas por el CESID. En ellas, el rey habla de unas fotos con una empresaria mallorquina, Marta Gayá, que acababan de ser publicadas.

Justo antes de referirse al restaurante 'Flanigan', asegura que no está habituado a la persecución de la prensa y menciona el nombre de Marta Gayá, la mujer con la que supuestamente pudo haber compartido velada en las mesas del 'Flanigan': "No estamos acostumbrados; vamos... ni yo, ni tú a lo mejor, ni Marta (Gayá), ni nadie".

Más de 25 años después, 'Flanigan' sigue acogiendo las visitas del rey emérito. Juan Carlos tampoco falló a su cita con el restaurante mallorquín durante el pasado verano de 2016, donde volvió a disfrutar de sus especialidades culinarias con vistas al puerto de Calviá, como lleva haciendo las últimas tres décadas.