La victoria de Juan Espadas en las primarias del PSOE en Andalucía vuelve a provocar un terremoto político en las filas del socialismo. El alcalde de Sevilla se impuso a Susana Díaz de forma tajante en las urnas, con un 55% de apoyos frente al 38% cosechado por la que hasta ahora era la líder del PSOE-A. Horas después de conocer el resultado se respira euforia y algo de incertidumbre en Ferraz, donde se celebra abiertamente el triunfo de Espadas, pero más aún lo que parece ser el final definitivo de la principal rival interna que tenía Pedro Sánchez.

Ahora, desde la dirección socialista esperan y desean que la transición en el cambio de liderazgo se produzca con normalidad y sin sobresaltos. Díaz ya anunció este domingo que no repetirá como secretaria general, pero en Ferraz temen que se atrinchere en el cargo y no descartan constituir una gestora hasta la celebración del nuevo congreso del partido. No obstante, según han indicado fuentes de la formación a laSexta, de momento prefieren dar algo de tiempo a la ahora excandidata socialista para que reflexione sobre el resultado y abandone el cargo en los próximos días.

"No tenemos ningún problema de premura en ningún caso", ha expresado José Luis Ábalos, ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, en referencia al futuro de Susana Díaz: "Después de las primarias en Andalucía, ha quedado claro cuál es la voz de la militancia para todo el mundo. No consideramos que tengamos ningún problema de orden interno a abordar". Sin embargo, Ábalos sí ha querido matizar que está claro "quién debe estar al frente de ese proyecto" y que "los demás ya conocen sus obligaciones: ayudar a consolidar ese proyecto y a cumplir los objetivos".

De igual forma lo desea el nuevo líder del socialismo andaluz, que ya ha avisado de los cambios que se avecinan en la estructura interna del partido en la región. "El liderazgo no se discute", ha declarado Espadas, recordando las palabras de Díaz tras saber de su derrota en las primarias. En el programa Al Rojo Vivo, ha explicado que los próximos pasos pasan por "articular la estructura interna del grupo parlamentario y la estrategia de oposición para que respondan a ese liderazgo ratificado por la militancia".

Por si acaso, ha apuntado: "Lo demás serán cuestiones que organizaremos internamente y no debe haber ninguna dificultad". Una 'dificultad' que podría generar una bicefalia temporal en la formación en caso de que Susana Díaz se niegue a dimitir antes del encuentro previsto entre los socialistas. Espadas no duda: "El PSOE-A habló claramente. Lo que tenemos que hacer todos es trabajar para volver a hacer un proyecto unido, fuerte y con capacidad para ganar elecciones". Con un aviso: "Todo lo que sea un problema para ese objetivo no es bueno para el partido".

Espero que tanto Susana Díaz como todo el partido entienda el mensaje de las primarias"

Juan Espadas (candidato PSOE-A)

"No tengo por qué dudar, después del resultado, de que todos vamos a remar en la misma dirección", ha aclarado para evitar interpretaciones distintas a lo que quiere transmitir su candidatura y Ferraz. Así, ha asegurado que quedará con Díaz en los próximos días "para trabajar en la reordenación del grupo parlamentario" con las personas le "han acompañado en la candidatura, acorde con el liderazgo manifestado en los resultados". Como conclusión a esta cuestión, Espadas se ha limitado a decir que confía en que "tanto ella como todo el partido entienda el mensaje" arrojado por las urnas.

La seguridad que muestra sobre cómo se van a desarrollar los acontecimientos dentro del partido tras las primarias le hace ser tajante respecto a las heridas que puede haber abierto la derrota de Díaz. ¿Va a ser difícil recuperar la unidad? "No va a ser difícil porque los socialistas sabemos que, cuando se termina un proceso de primarias, todos debemos ponernos a trabajar en la misma dirección. Va a ir bien". Zanjadas las preguntas relativas a lo que hará Susana Díaz a partir de ahora, Espadas ha señalado que, de momento, continuará como alcalde de Sevilla hasta que se vayan encajando las nuevas piezas del socialismo andaluz.

Nuevas metas del PSOE para ganar en Andalucía

"Es mi responsabilidad con los sevillanos, y voy a seguir desarrollándola a la vez que prepararé con la militancia y el partido la candidatura para cuando llegue la convocatoria electoral", ha justificado el líder del socialismo andaluz, remarcando que ya están preparados "para cualquiera de las hipótesis" que puedan darse en el futuro político del territorio. No obstante, ha reconocido que si Moreno Bonilla culmina la legislatura tendrá "más margen para poder hacer que participe la sociedad civil y conectar mejor los mensajes y propuestas" de su candidatura con ellos.

Tras la victoria en las primarias, el nuevo reto de Espadas ya está bien dibujado: ¿qué tiene que hacer el PSOE para volver a ganar en Andalucía y gobernar? "Recuperar la confianza de los votantes socialistas pasa por un proceso de participación importante", considera el alcalde sevillano, que ha apuntado: "Lo haremos especialmente con nuestra organización sindical hermana, UGT, y recuperando la confianza de colectivos importantes de la sociedad". De momento, ya ha empezado la competición advirtiendo a Juanma Moreno de que "es el único que debe estar preocupado".

Un mensaje que, por supuesto, no ha quedado sin respuesta. El actual presidente de la Junta de Andalucía no desaprovechó la ocasión para felicitar a Espadas por su éxito, si bien consideró necesario recordarle qué papel 'debe' ejercer ahora en el parlamento andaluz: "Pensamos diferente, pero el respeto y el diálogo deben ser una constante en política. Andalucía espera una oposición que sea capaz de llegar a acuerdos en beneficio de los andaluces". Así comienza la nueva lucha de Juan Espadas, de momento, con plenos apoyos y confianza desde la cúpula socialista.