Las candidatas de Ciudadanos y del PP por Barcelona, Inés Arrimadas y Cayetana Álvarez de Toledo, cargaron duramente contra el director de TV3, Vicent Sanchis, en el debate electoral organizado por la cadena pública catalana, en el que el propio Sanchis ejercía de moderador.

Durante su intervención, la portavoz de la formación naranja tachó a la cadena de "maquinaria de propaganda" y atacó directamente a Sanchis, al que reprochó su salario. "Parece que no nos vamos a librar de usted ni con agua caliente, el reprobado por el Parlamento, acusado por la Justicia, pero, eso sí, que gana un sueldazo", apuntó.

"Usted gana 110.000 euros y el otro día leí que es que le parecía poco, que se sentía mal pagado y que por eso quería dejar la televisión", prosiguió Arrimadas, dirigiéndose directamente al moderador del debate. "Yo le digo que la deje usted, no nos haga aplicar el 155 porque lo 'primerito' que vamos a hacer es cesarle", aseguró.

Asimismo, la cabeza de lista de Cs en Barcelona mostró un trozo de plástico amarillo que, según dijo, había quitado ella misma de la barandilla del edificio de TV3. "Son ustedes tan sectarios que el día de hoy TV3 está lleno de estos plásticos amarillos", acusó. "Son tan sectarios que el día que hacemos el debate, que venimos todos, son incapaces de mantener la neutralidad", dijo.

Arrimadas también mostró al presentador una carta de dimisión para que la firmara. "No nos haga esperar a gobernar porque le vamos a quitar con el 155 en cuanto podamos", advirtió.

 

Álvarez de Toledo, que, al igual que Arrimadas, retiró plásticos amarillos a su llegada a TV3, también se dirigió a Vicent Sanchis en su intervención. La candidata popular le afeó la forma en que -dijo- había pronunciado el presentador el nombre del líder de Ciudadanos: "Le escuché decir Alberto Rivera, es Albert Rivera, no cuesta mucho".

"Ustedes no han construido una nación, han construido una secta", afirmó la candidata popular. "Usted ha sido procesado en el 1 de octubre y aquí sigue, ustedes han pagado ocho millones de euros del dinero de los catalanes a una productora que llama 'putos perros de mierda' a los Mossos d'Esquadra", agregó, afirmando que "solo en un matrix degradado hasta el delirio suceden cosas así".

"He dudado si venir hoy", reconoció la portavoz del PP. "Pensaba venir, denunciar esta degradación profunda y marcharme, pero me he quedado por respeto democrático a los catalanes, respeto que ustedes no tienen", añadió.