Comienza la recta final para el proceso interno de Podemos y los mensajes y reproches se siguen sucediendo, a pesar de la llamada a la calma que han solicitado en las últimas horas.

Juntos pero distanciados, porque el entorno de Pablo Iglesias, le habría ofrecido a Iñigo Errejón situarse como futuro candidato a la alcaldía de Madrid. Algo que el mismo no ha tardado en desmentir: "Quiero descartar de manera rotunda que el debate político que tenemos en Podemos tenga algo que ver con dónde se ubique cada uno".

El actual número dos de Podemos sigue insistiendo en cual debe ser su posición en el partido pese a que considera que hay parte del equipo de Iglesias que no le quiere: "Creo que Pablo y yo hacemos un magnífico tándem, alguna gente de Pablo no quiere que yo ocupe esa posición en el tándem".

Errejón y asume que esta situación le puede llevar a perder su alguno de sus actuales cargos en la dirección del partido. Iglesias, que no vio a Errejón muy fino en su paso por El Objetivo insiste en que contará con él en el nuevo organigrama de la formación.

Quien no cree que ese tándem deba continuar es uno de los fundadores de Podemos. "Intentar regañar a terceras personas de que te llevas mal con alguien con quien quizá no te has comportado como debías es una mirada un poco pueril", ha señalado Monedero. Continúa el cruce de dardos a cinco días del desenlace.