El Ministerio de Sanidad ha actualizado este miércoles las cifras que reflejan la evolución de la pandemia en nuestro país y ha sumado 7.296 nuevos positivos de COVID-19, 3.594 de ellos registrados en el último día.

Después de varios días contabilizando en torno a 2.000 contagios diarios, este miércoles las cifras vuelven a colocarse en una situación similar a la registrada la semana pasada, con más de 3.000 nuevos casos por día. La situación de la Comunidad de Madrid es especialmente alarmante ya que acumula casi la mitad de los nuevos positivos, sumando 1.513 nuevos casos en las últimas 24 horas.

Aunque el resto de comunidades presentan cifras de contagios diarios alejadas de las que remite la Comunidad de Madrid, Andalucía y Aragón superan los 300 contagios diarios, seguidas de Canarias, con 290, Cataluña, con 165 nuevos casos, y País Vasco, que suma 151 en el último día.

Además, Sanidad añade de ayer a hoy 47 fallecimientos a los datos oficiales. Así, la cifra de fallecidos a causa del coronavirus desde el inicio de la pandemia en España asciende a 28.971 y mientras que la de personas que se han contagiado en nuestro país suma 419.849.

Respecto a los datos que indican cómo evolucionan los brotes cada semana, en los últimos siete días 41.287 personas se han contagiado del virus y 129 han fallecido. En cuanto a las hospitalizaciones por coronavirus, con datos acumulados de los últimos siete días, un total de 1.514 pacientes han tenido que ser ingresados y 102 enfermos han requerido ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Las CCAA rechazan pedir un estado de alarma

Pese al preocupante aumento de casos en las últimas semanas, las comunidades autónomas no ven necesario aplicar un estado de alarma en sus territorios. Así lo han expresado la gran mayoría de los presidentes y presidentas autonómicos, quienes creen que la situación en sus regiones puede controlarse con las medidas ya adoptadas (como el cierre del ocio nocturno o el límite de personas en las reuniones), y además apuntan a que un segundo confinamiento podría traer graves consecuencias económicas.

No obstante, la presidenta de la Comunidad de Madrid, principal foco de los nuevos brotes con más de 1.500 casos diarios, ha señalado que llegado el momento solicitará "todo lo que haga falta si sirve para proteger la vida de los ciudadanos". Isabel Díaz Ayuso ha dejado claro que por el momento no está dispuesta a hacerlo porque "no nos podemos permitir confinamientos".

También el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, ha manifestado que el Ejecutivo regional no cree que "la pandemia se descontrole en Madrid". "No soy partidario de más confinamientos, porque llevan a estados de alarma que a su vez conducen a la ruina", ha manifestado.

Javier Lambán, presidente de Aragón, el lehendakari, Iñigo Urkullu, o el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, son otros de los mandatarios regionales que han rechazado aplicar un estado de alarma, a pesar de que sus regiones se encuentran entre las más afectadas por los brotes.