La ministra de Educación y FP, Isabel Celáa, ha defendido en el Senado que las leyes de educación no recogieron hasta el 2013, año en el que nació la actual 'Ley Wert', que el castellano fuese lengua vehicular, por lo que ha instado al PP a dejarse de "catastrofismos".

De esta forma, ha recordado a los 'populares' que bajo Gobiernos de su signo el castellano no era la lengua vehicular, considerando entonces que no sería necesario. "Con gobiernos de UCD, con gobiernos del PP y del PSOE. Si hasta el 2013 no era vehicular y hubo presidentes del Gobierno que no lo pusieron será porque no era necesario".

La ministra de Educación ha respondido así al senador del PP Miguel Lorenzo Torres, que ha preguntado a Celáa por la eliminación de la referencia al castellano como lengua oficial del Estado y lengua vehicular en la enseñanza en el proyecto de su ley de Educación. "¿Me va a decir usted a mí que desde 1978 hasta 2013, año en que se sitúa el termino vehicular en la LOMCE, el castellano no era vehicular?", ha espetado la ministra, asegurando que "En época de su expresidente del Gobierno el castellano no era vehicular, no lo ponía en ninguna ley".

Por ello, Celáa ha insistido en defender su propuesta de reforma: "Si ponerlo no supuso nada, ¿qué va a suponer quitar una palabra?", ha dicho, haciendo referencia a que aparezca o no en el texto de la ley como "lengua vehicular", no va a cambiar nada en cuanto al uso del castellano en la enseñanza.

En este sentido, ha remarcado que desde el Ministerio han trasladado la competencia porque "las lenguas son para las personas y no al revés". Y ha cargado contra el PP por utilizar las lenguas "como controversia política": "Es un elemento muy sensible porque levanta sentimientos de pertenencia y por eso lo hemos trasladado al ámbito competencial", ha subrayado.

Además, ha indicado que las personas "tendrán dominio pleno y equivalente en castellano y en las lenguas cooficiales", y que "habrá medidas compensatorias para que las administraciones educativas así lo logren".