No le hemos visto ante las cámaras pero su respuesta a las declaraciones de Rajoy, que les acusa de pretender "la voladura de la Constitución", no se ha hecho esperar: "Hay en marcha una 'operación provocación'. No caigamos. Nos quieren enfadados y crispados (como ellos) porque nos ven serenos y esperanzados".

Su portavoz de Gobierno, Jordi Turull, sí ha lanzado una pregunta al Ejecutivo nacional de viva voz: "¿Está dispuesto el Estado a cargarse los pilares de la democracia por frenar el 1-O?".

Con una convicción unánime del bloque independentista, el Govern está decidido a aprobar ya la ley del referéndum. Será previsiblemente el próximo miércoles, durante el primer pleno del Parlament después de las vacaciones. Comenzará a las 10 de la mañana con la sesión de control al Govern.

Hasta ahí todo normal, hasta que Junts pel Si y la CUP alteren el orden del día bajo la premisa del artículo 81.3 del reglamento. Con su mayoría parlamentaria darían luz verde a la ley de forma inmediata y sin necesitar el sí de grupos parlamentarios que se niegan a votarlo.

Sea cual sea el cuándo y cómo de la vía independentista, desde el Gobierno dicen estar preparados. "El Gobierno tiene estudiadas todas las posibilidades, estudiadas las respuestas, y actuara en consecuencia", explica Méndez de Vigo.

Por si la previsión se cumple, fuentes de Moncloa confirman a laSexta que trabajan ya en un consejo extraordinario para el miércoles.