Mientas continúa la polémica por su encuentro con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, el propio Ábalos ha asegurado en La Razón que "no hubo reunión" y que se limitó a recordarle que "no podía pisar suelo español"

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha explicado, en una entrevista en La Razón, que acudió al aeropuerto de Barajas para recibir al ministro de Turismo de Venezuela, Fernando Plasencia, que iba a acudir a FITUR. "Como no sabía si lo podría ver por la semana que llevábamos en el Ministerio, fui a Barajas", ha dicho.

"Llegando al aeropuerto me llama Marlaska para decirme que la ministra de Exteriores ha recibido una comunicación de la Embajada venezolana en la que le dicen que en ese avión también viaja Delcy Rodríguez. Y me dice: 'Ya que vas, procura que no baje del avión", ha explicado.

En este contexto, Ábalos ha criticado que estos hechos se han presentado "con tintes de una película de misterio", con una "reunión secreta en un avión, de madrugada". "La realidad es más vulgar", ha asegurado.

El ministro ha subrayado que, a su llegada al aeropuerto donde acudió "en coche particular" porque no iba a recibir a Plasencia como ministro, entró "directo" a la Sala Ejecutiva y se acercó al avión, "sabiendo que estaba la vicepresidenta" venezolana aunque, según ha afirmado, "no tenía intención" de encontrarse con ella.

"El ministro Plasencia me pidió que la saludara. Y eso es lo que hice, saludarla. Por lo tanto no hubo reunión. Le recordé que no podía entrar en suelo español dadas las sanciones de la Unión Europea", ha señalado Ábalos, destacando que Rodríguez "sólo" le dijo que "seguía para Turquía".

Asimismo, ha asegurado que no saludó a la vicepresidenta venezolana en la terminal, sino que la saludó en el avión que "era alquilado, privado, porque no podía ser del Estado venezolano". "Esa es la historia", ha sentenciado.

En un acto del PSOE, José Luis Ábalos ha afirmado que se encuentra molesto y ha negado que piense en dimitir. "En esto estoy desde 1976, no estoy en una aventura, otros quizá estén en la política de paso, pero yo vine para quedarme y no me echa nadie. En el 76 no había libertad en este país y si entonces uno se comprometió, ahora, ¿cómo va a dejar de comprometerse siendo ministro del Gobierno de España?", ha zanjado.

Por su parte, Pedro Sánchez ha asegurado que Ábalos evitó una crisis diplomática con su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela en el aeropuerto de Barajas.