Italia conmemora confinada el 75 aniversario de la caída del fascismo. La cuarentena por la pandemia global de coronavirus no ha impedido que el país celebre su Día de la Liberación y los italianos se han lanzado a los balcones para entonar, a las 15:00 horas, el tradicional himno partisano 'Bella Ciao'.

Un gesto de unidad en plena crisis sanitaria que muchos ciudadanos han compartido a través de las redes sociales, donde han colgado vídeos cantando esta canción popular italiana, convertida en himno de resistencia antifascista durante la Segunda Guerra Mundial, desde sus ventanas y balcones, adornados con la bandera de la República.

 

 

 

 

También el alcalde de Milán, en la región de Lombardía, donde comenzó la epidemia en Italia, ha compartido a través de Twitter un vídeo de la versión del 'Bella Ciao' que se ha interpretado desde el balcón del Ayuntamiento:

 

Esta fecha histórica recuerda cómo el país transalpino se levantó en 1945 contra las tropas nazis, se hizo con el control de las ciudades del norte y se liberó del yugo alemán.

Este año, el país ha vivido la fiesta nacional desde el confinamiento, aunque los aviones militares han sobrevolado Roma, cuyas calles permanecen desiertas, para pintar en el cielo de la capital italiana los tres colores de la bandera del país; verde, blanco y rojo.

Los más de 60 millones de ciudadanos italianos han vivido este día encerrados en sus casas, pero el presidente de la República, Sergio Mattarella, ha rendido un homenaje en solitario en el Altar de la Patria de la Plaza Venecia de Roma. El jefe del Estado se ha acercado al monumento a Víctor Manuel II, solo y con mascarilla, y ha subido la larga escalinata hasta la tumba al soldado desconocido, donde le esperaban dos coraceros, también con mascarillas, que han llevado una corona de flores.

Italia doblega la curva

La celebración del Día de la Liberación, además, ha coincidido en Italia con nuevas cifras esperanzadoras en lo que se refiere a la progresión de la pandemia. En las últimas 24 horas, el país ha registrado 415 nuevas muertes, el mejor dato de defunciones desde el 17 de marzo, según el recuento oficial. El número de fallecidos desde que comenzó el brote, el 21 de febrero, es de 26.384 personas y los pacientes actualmente enfermos son 105.847, 680 positivos menos en el último día.

Además, se han registrado 2.357 nuevos contagios, la cifra más baja desde el 21 de abril, lo que refuerza la idea de que Italia sigue controlando la curva de trasmisión del virus, a falta de poco más de una semana para que el país inicie su reapertura, a partir del 4 de mayo, tras dos meses en cuarentena.