En su declaración ante el juez por la salida a bolsa de Bankia el exgobernador del Banco de España echa balones fuera, y culpa a la recesión económica: "El 'stress test' es que los ingenieros de caminos hablan de pruebas de resistencia. Cuando cogen un puente dicen 'no, este va a resistir'. Lo que pasa es que luego pasó un terremoto, claro, y el terremoto rompió el puente".

Según Fernández Ordóñez, tras la controvertida operación no existieron presiones de ningún tipo: "No, no, pero es que Bankia no lo hizo, vino y Bankia estudio el tema, las cajas y decidieron salir a bolsa".

También ante el juez, el inspector del Banco de España que alertó sobre la inviabilidad de la operación insiste en que no le escucharon y lo hace incluso entre sollozos. Casaus termina explicando que lo pasa mal al recordar lo que califica como una época muy estresante.