Novak Djokovic es número uno del mundo del tenis, y ¿va camino de ser el mejor de todos los tiempos? La etiqueta de 'GOAT' (Greatest of all time) siempre ha sido objeto de debate en el mundo del tenis, y más con la aparición de tres leyendas como Djokovic, Roger Federer y Rafa Nadal. El 'Big Three' ha conseguido protagonizar la mejor rivalidad en la historia del tenis, que también quedará grabada en las páginas del deporte. Una rivalidad que suma nada menos que 59 'Grand Slams' entre los tres tenistas, cada uno dominador de una superficie y de una época.

Tras ganar Roland Garros ante Stefanos Tsitispas, el serbio suma 19 grandes y está a tan solo uno de el suizo y el español. Pero todo parece indicar que igualará más pronto que tarde esa cifra de 20 'majors'. Su nivel físico y su calidad es abrumadora en un circuito ATP que ha conseguido liderar durante más semanas, convirtiéndose en el jugador con más tiempo en mantenerse en la cima mundial del tenis. Un nivel brutal el de 'Nole', que sin embargo no se moja cuando le preguntan por quién considera el mejor tenista de todos los tiempos.

"Entiendo a la gente que disfruta el debate sobre el GOAT y que desean conocer nuestra mirada sobre ese aspecto, pero no sé la respuesta de Rafa y de Roger. Tampoco quiero especular demasiado acerca de cuáles son los criterios para evaluarlo y cuáles no. Se lo dejo a los expertos en tenis, analistas y a los fans también lógicamente. Para mí, ganar los Grand Slams representa una gran satisfacción y son una motivación porque se tratan de los torneos más grandes", afirma Djokovic a medios serbios tras ganar su segunda 'copa de los mosqueteros'.

Razones hay de sobra para considerar a Djokovic como el 'GOAT'. Y es que las estadísticas son demoledoras: más de 60 grandes títulos, 19 Grand Slams, único jugador que ha ganado dos veces un 'major' en la 'Era Open', jugador con el récord de semanas como número uno del mundo (más de 320). Además Djokovic es el único jugador que presenta un balance positivo ante Federer (27-23) y Nadal (30-28).

Por si fuera poco el de Belgrado es más favorito que nunca a llevarse Wimbledon, torneo que ha ganado en cinco ocasiones. Ante la ausencia de Nadal, y el renqueante estado de forma de Federer, el serbio se coloca como el principal candidato a ganar el próximo 11 de julio el 'major' de hierba, y consumar así su vigésimo Grand Slam.