El estadounidense Mike Perry, luchador de la UFC, sufrió una lesión pocas veces vista y, sin duda, una de las más impactantes que se recuerdan.

Estaba peleando contra Vicente Luque durante la UFC Fight Night en Montevideo, Uruguay, cuando recibió un rodillazo en el rostro. Ocurrió en el tercer round y, pese a lo aparatoso de las imágenes, siguió peleando.

 

Acabó perdiendo la pelea, pero fue ovacionado por unos aficionados que se dieron cuenta de la gravedad de su herida. Tras el combate, Perry fue hospitalizado.

El luchador fue operado con éxito de sus múltiples fracturas, algo que le tendrá de baja un tiempo considerable.