Carlos Sainz y Lando Norris siguen teniendo una gran relación de amistad a pesar de no compartir el 'box'. Desde que Carlos cambió el mono papaya de McLaren por el rojo de Ferrari son rivales en pista, y cada uno defiende sus intereses.

Pero entre ellos hay una gran admiración mutua. En Mónaco, el británico le dijo al piloto de Ferrari que tenía opciones de ganar la carrera. Y el pronóstico de Norris estuvo cerca de cumplirse, ya que el madrileño quedó en segunda posición, por detrás de Max Verstappen.

El cumplido fue bien acogido por Carlos, que se ha encargado de devolver el halago a su excompañero, apostando por la victoria de Norris en el Gran Premio de Azerbaiyán.

"Creo que el que ahora debería estar emocionado con Bakú es mi amigo Lando Norris, aquí a mi izquierda. Tiene un cohete en las rectas, y el coche definitivamente no estuvo mal el año pasado en Monza, no estuvo mal en Mónaco, así que tal vez apuesto por él. Él me puso bajo presión durante el fin de semana de Mónaco, al decir que yo era uno de los favoritos para la victoria, y tenía razón. Veremos si yo también tengo razón con lo de Bakú", afirma Carlos en declaraciones recogidas por la página web oficial de la Fórmula 1.

El 'Gran Circo' disputará su sexta carrera de la temporada en Azerbaiyán, que tendrá lugar entre los días 4 y 6 de junio. El próximo fin de semana se volverán a apagar las luces en otro circuito urbano en el que tanto Sainz como Norris tratarán de volver a subirse al podio, con el beneplácito de Mercedes y Red Bull, escuderías en plena lucha por el campeonato.