De manera similar a lo que ocurrió en 2005 con Fernando Alonso proclamándose campeón del mundo de Fórmula 1 con Renault, España tiene un nuevo héroe en el automovilismo: Álex Palou.

El piloto catalán ha hecho historia al proclamarse campeón de la IndyCar con tan solo 24 años y siendo el primer español en conseguirlo.

"Estoy viviendo mi sueño", señaló Palou tras quedar cuarto en Long Beach y confirmar así su conquista de Estados Unidos en su segunda temporada en la competición.

De hecho, hace unos meses Fernando Alonso ya vaticinaba lo que este 26 de septiembre es una realidad: "Este año lo veo campeón, lo veo campeón porque es el más constante, el mejor".

Palou, que compitió en categorías inferiores de karting contra pilotos de la parrilla del 'Gran Circo' como Carlos Sainz o Max Verstappen, ya desestimó en 2019 en declaraciones a 'As' correr en Fórmula 1.

 

"Desde las categorías inferiores hay mucha diferencia de equipos. Los que ganan suben los precios y solo lo pueden pagar los pilotos ricos o con muchos patrocinadores", señaló el nuevo campeón de la Indy.

"Se van perdiendo esos pilotos aunque luego se van a otros sitios, pero no pasa nada, la vida sigue. Es la categoría reina, pero no depende solo del piloto o el equipo", explicó.

"Hay muchos que tienen como única meta la Fórmula 1 […] Yo lo tengo muy claro, lo que a mí me gusta hacer es correr y ganar carreras. Ahora en la Fórmula 1 solo aspiran seis pilotos a ganar carreras, los de Ferrari, Mercedes y Red Bull, y tengo claro que no voy a ser ninguno de esos seis. Hay muchos sitios donde se pueden ganar carreras y no pasa nada", añadió en aquel momento.

Ahora, como vigente campeón de la IndyCar y con el objetivo de alzarse el próximo año con las 500 Millas de Indianápolis (este ejercicio quedó segundo), su decisión esta clara: quiere seguir en la competición estadounidense.

"El deseo y el sueño es conseguir otro título el año que viene. Quiero luchar y estar aquí por muchísimos años como mi compañero, Scott Dixon. Ese es el deseo", señlaó Palou tras ganar el título.