Quique Setién pone calma ante la tempestad. El entrenador del FC Barcelona ha dado la cara antes del partido de Copa frente el Athletic con toda la polémica alrededor de Messi y su dura respuesta a las palabras de Abidal.

El técnico reconoce que han dedicado "un minuto" a hablar sobre todo este incendio, afimando que él se centra "en el fútbol". "La mayoría de las cosas que están sucediendo a mí no me afecta. Toda mi vida he tenido problemas y siempre he tratado de solucionarlos", afirma.

Setién afirma que tienen sobre la mesa la posibilidad de fichar a un delantero tras las lesiones de Luis Suárez y de Dembelé. Además, desvela cómo ve a Messi tras poder verle en el entrenamiento de este miércoles.

"Le veo animado y sonriente", afirma. Por último, lanza un aviso a navegantes de cara al importante partido que afrontan: "No voy a dejar que nadie se distraiga con cosas de fuera".