El fútbol ha vuelto a ser testigo de un vergonzoso abuso verbal de un jugador contra el rival. Esta vez ha ocurrido en el fútbol escocés durante el encuentro entre el Stenhousemuir y el Albion Rovers.

Así pues, Jonathan Tiffoney utilizó los problemas personales y de salud de David Cox para atacarlo durante el partido. Y es que, la víctima de este acto ha tenido que convivir con problemas de salud mental y ha intentado quitarse la vida en varias ocasiones.

La BBC ha informado de que el jugador se fue del encuentro alegando que Tiffoney se había burlado de sus intentos de suicidio. El propio jugador ha compartido un vídeo explicando que el del Stenhousemuir le había dicho que "debería de haberlo hecho bien la primera vez" que intentó suicidarse.

 

"Algunas personas pueden pensar que no es gran cosa, pero estoy harto de escucharlo. No me pagan lo suficiente por eso. Si me hubieran sacado a jugar, probablemente le habría roto las piernas deliberadamente. Traté de hablar con los árbitros al respecto, pero no quisieron saber nada porque no lo escucharon", ha relatado el jugador del Albion Rovers.

Todo ello ha provocado que Cox haya decidido dejar el futbol de manera definitiva, ya que es la mejor opción para él: "Ya terminé. Si no, sigo jugando y voy a golpear a alguien, lo cual no es bueno y acabaré yo siendo el malo".

El equipo ha apoyado a su jugador con un comunicado oficial condenando tales acciones, mientras que Tiffoney ha querido desmentir esos ataques y ha asegurado que él "nunca atacaría a otro jugador por su salud mental o su bienestar".

 

De momento, la Federación Escocesa está investigando el incidente.