Arsène Wenger nunca titubeó. Ni en la victoria ni en la derrota se pudo ver al exentrenador del Arsenal perder la gran serenidad que le caracterizó como técnico. Ahora, el que fuera la mente pensante de 'Los Invencibles' se ha enrolado en la FIFA ejerciendo el cargo de director de desarrollo, con el objetivo de adaptar el deporte rey a las necesidades actuales.

A su vez, tras una vida dedicada al fútbol, Wenger está a punto de publicar su autobiografía, 'My life in Red and White' (Mi vida en rojo y blanco). Con motivo de ello, ha concedido una entrevista a la 'BBC', en la que ha repasado distintos momentos de su dilatada carrera.

Preguntado por el club por el que estuvo más cerca de fichar en caso de haber salido del Emirates, Wenger explicó que llegó a rechazar hasta en dos ocasiones al conjunto blanco dado su amor y compromiso con el cuadro 'gunner'.

"Seguramente el Real Madrid, porque no conoces a mucha gente que los haya rechazado dos veces. Y era para quedarse en un equipo que no tenía los recursos para ganar el campeonato. Me dije a mí mismo que si iba a asumir el reto de dirigir al Arsenal, lo haría hasta el final", señaló el galo.

Además, en su autobiografía, que verá la luz este próximo viernes, el técnico asevera que "el Madrid era el club soñado" y que fue "terrible rechazar al club desde que eras desde niño". "Amaba al Madrid, desde niño pensaba que era el más fuerte, el más bello, el más impresionante de los clubes de fútbol", refleja Wenger en su libro.

Paralelamente, al plantearle la cuestión del futbolista que le hubiera gustado fichar, Arsène recurrió a un viejo conocido de la parroquia londinense: Cristiano Ronaldo. El exentrenador explicó que, junto a Thierry Henry, Pirés, Wiltord y Bergkamp, quizás hubieran marcado más de 200 goles en una temporada.

A su vez, pero en declaraciones a 'The Guardian', Wenger explicó el por qué del fichaje del portugués por el Manchester United en lugar de por el Arsenal: "Creo que el que estuvo más cerca fue Cristiano Ronaldo, cuando fue al United. Teníamos un acuerdo con el Sporting y el United fichó a Queiroz de asistente, superaron nuestra puja rápidamente y se llevaron a Cristiano. Básicamente, ya teníamos un acuerdo. Tenía la camiseta del Arsenal y estuve almorzando con él y con su madre en la ciudad deportiva. Este es un ejemplo pero hay muchos".

Por último, y a modo de curiosidad, otra de las estrellas que se le 'escapó' al galo fue Zlatan Ibrahimovic. El sueco fue invitado a una prueba con el elenco 'gunner', pero finalmente no fue fichado: "No me arrepiento porque era un chico de 17 años que jugaba en el Malmoe en la segunda división en Suecia y nadie le conocía. Le dábamos muchas oportunidades a jugadores como él y era completamente normal antes de que tomáramos una decisión".