Germán Darío es el ciclista que ha conmovido a los aficionados. El ciclista ha hablado tras su llanto al ver que nadie le ayudaba cuando sufrió un pinchazo.

"Prácticamente nadie me ayudaba. Decía ya no voy más, el dolor era tanto que pensaba para mí mismo que no quería continuar más", explica Germán, que veía cómo perdía sus opciones de medalla en el Mundial.

"Yo era de los más favoritos a ganar. Se me daña la bicicleta, entro pues a esperar el coche. El coche auxiliar digamos que fue el inconveniente, que no apareció por ninguna parte", relata Germán.

Desconsolado, no se rindió y subió cargando con su bicicleta, avanzando hasta encontrar una ayuda que llegó minutos después.

"La adrenalina estaba al máximo. El esfuerzo que tuve fue demasiado alto, pero terminé con la frente en alto porque traté de hacer lo mejor por representar a Colombia y creo que lo hice muy bien", afirma.