Layshia Clarendon ha querido dar un paso más en la lucha por visibilizar a las personas transgénero. La jugadora de las New York Liberty se ha operado para quitarse los pechos en un acto de inspiración para los deportistas transexuales.

La base norteamericana publicaba unas imágenes tras la operación en su cuenta de Twitter en la que afirmaba sentirse libre.

Tanto su equipo como la organización de baloncesto femenino estadounidense han respaldado su decisión, pese al temor de Clarendon de ser rechazada.

"Por lo general, no tengo miedo de compartir noticias públicamente, pero la cantidad de odio, mitos e ignorancia en realidad me hizo debatir sobre compartir esta alegría. ¡Tuve una cirugía superior! ¡Me siento libre y eufórico en mi cuerpo y quiero que las personas trans sepan y vean que siempre hemos existido y que nadie puede borrarnos!, comentó la baloncestista en el tuit.

 

Clarendon, una de las estrellas de las Liberty, se percibe como no binario, un género en el que la persona no se define ni como hombre ni como no mujer.

"Para mí es la libertad. He aprendido que mi género no se ajusta a los moldes en los que se trata de encajar. Sé que mi género seguirá evolucionando porque nosotros crecemos y seguimos cambiando. Todos tenemos masculinidad y feminidad dentro de nosotros y las mías se han mostrado a partes iguales", aseguró Layshia en un comunicado.