Antes de esta misión, el equipo liderado por el científico Alan Stern, del Instituto de Investigación Southwest, sopesó la idea de que Ultima Thule fuese la unión de dos objetos planetarios distintos. Sin embargo, el científico de la Universidad Johns Hopkins, Hal Weaver, aseguró que se trata de un solo asteroide con una forma similar a un cacahuete o un bolo, después de ver las últimas imágenes de Ultima Thule, aún de muy baja resolución.

"Eso es bastante común entre los cuerpos celestes pequeños del Sistema Solar", aclaró Weaver en una rueda de prensa convocada tras recibir la primera señal de New Horizons. Según Weaver, esta forma explicaría otro misterio de este lejano cuerpo celeste: sus variaciones de brillo.

Por su parte, Stern aclaró en la rueda de prensa que las imágenes pancromáticas de más alta resolución "no llegarán hasta febrero, aproximadamente". Ultima Thule es, por el momento y según las primeras imágenes mostradas en la rueda de prensa, solo una mancha pixelada en blanco brillante con movimiento sobre un fondo negro, pero que, de todas maneras, fueron acogidas con aplausos por los presentes. Sin embargo, "en los próximos días, mañana, pasado, tendremos imágenes totalmente diferentes.

Primera imagen del asteroide 'Ultima Thule' | NASA

Ultima Thule será un mundo increíble, totalmente diferente del que veis ahora. Podremos ver muchos detalles de la superficie", aseguró Chirs Hersman, ingeniero de sistemas de la misión. Setern, líder de la misión, aprovechó para felicitar la labor de todos los integrantes del equipo de New Horizons, cuya tarea calificó de excelente. "El equipo de New Horizons hace que parezca fácil. No lo es. Este equipo pasó tres años y medio trabajando duro para que esto sucediera.

Por lo que podemos ver, obtuvieron una puntuación del 100%", dijo Stern, que anunció que empezarán a escribir el primer artículo científico sobre la misión esta misma semana. Ultima Thule, que fue el nombre elegido por el público en una convocatoria de la NASA para nombrar al objeto conocido hasta ese momento como 2014 MU69, proviene de un término de origen griego usado por geógrafos romanos y medievales para indicar un lugar "situado más allá del mundo conocido".