Centímetros Cúbicos » Supercoches

Mercedes ya ha adelantado que su hipedeportivo viajará a Nürburgring

El Mercedes-AMG Project One ya rueda con toda su potencia y su verdadero sonido

Aunque ya han pasado tres años desde su presentación, el Mercedes-AMG Project One sigue dando de forma meticulosa pasos hacia la comercialización de sus 275 unidades

Publicidad

Mientras que la escudería de Fórmula 1 sigue acumulando victorias por todos los circuitos del planeta, un pedacito de cada monoplaza exitoso de esta era híbrida se está preparando en un garaje para asaltar la calle. El Mercedes-AMG Project One sigue adelante a pesar de que ya han pasado más de tres años desde que el concepto fuera presentado en 2017. Este hiperdeportivo con alma de Fórmula 1 ha resistido a la pandemia y ya nos muestra los que sin duda son sus últimos pasos antes de que podamos verlo surcando por las carreteras en su "forma definitiva".

Así lo han mostrado en el último vídeo publicado por la firma de la estrella, donde podemos ver una vez más al Project One vestido de camuflaje y realizando algunas sesiones de test con los pilotos de prueba a su volante. Aunque en este caso quizás es un pequeño anticipo de lo que nos espera, ya que Mercedes-AMG apuntilla en el mismo que las imágenes pertenecen precisamente a una de las últimas fases de desarrollo del coche, luciendo ya las prestaciones y el sonido motor definitivos que tendrá la versión comercial.

Por si fuera poco se puede también echar un vistazo a algunas soluciones técnicas que hasta el momento no se habían desvelado, mostrándonos que no solo el alerón trasero será parte del cargamento de elementos aerodinámicos activos que estarán presentes, sino que también las branquias de los pasos de rueda delanteros podrán abrirse, a buen seguro para extraer esa presión que se genera en el interior cuando se rueda a altas velocidades y así permitir que el frontal sea más estable y además los frenos tengan una mejor refrigeración.

Mercedes-AMG Project One
Mercedes-AMG Project One | Daimler

Ahora queda por conocer el resultado final y saber si estos retrasos están justificados, deleitándonos Mercedes-AMG con la que es su propuesta más radical y atrevida en toda su historia, aprovechando precisamente esas sinergias con la competición. Su corazón no es otro que un motor V6 turboalimentado de 1.6 litros que impulsa los monoplazas de Fórmula 1, el cual se combina con tres motores eléctricos, para hacer que el conjunto del tren motriz esté por encima de los 1.000 CV de potencia (746 kW).

Por si fuera poco, se ha trabajado para que el tono que emite a través del escape sea incluso más placentero que el que había mostrado hasta el momento, con un registro mucho más grave y excitante. Las imágenes de estas unidades de preproducción en el circuito de pruebas de Mercedes en Immendingen desde luego son suficientes como para seguir elevando el Hype. La próxima prueba de fuego deberá ser verlo evolucionar en Nordschleife, aunque previsiblemente sin hacerse públicos los registros oficiales.

Publicidad