Con la llegada del otoño, BMW ha anunciado una serie de novedades en su gama, que reúnen nuevas variantes, más elementos tecnológicos y una mayor personalización en los modelos del fabricante alemán. El protagonista es el BMW Serie 5 híbrido ligero, o también conocido como mild hybrid.

Se caracteriza por la instalación de un generador de 48V y una segunda batería, que mejora la regeneración de energía en el frenado y reduce el consumo de combustible en 0,3 litros cada 100 kilómetros recorridos.

A partir de noviembre estará disponible tanto en el 520d como 520xDrive, con la carrocería convencional o Touring. El Serie 5 recibe también otra novedad, destinada a una versión tope de gama, el M550d xDrive. Hablamos de la tecnología BMW Laserlight, que aumenta el alcance de la luz de carretera a un máximo de 650 metros.

BMW Serie 5 | BMW

El compacto de la marca también presenta novedades. El Serie 1 estrena un paquete M Performance en el M135i xDrive. Con estas credenciales estéticas, el modelo de 306 CV incluirá unas llantas de aleación ligera de 18 pulgadas, que reducen el peso del vehículo en diez kilogramos. Este paquete también muestra los espejos retrovisores y escapes en una tonalidad negra, al igual que la rejilla de la parrilla delantera. Con esta mínima reducción de peso, el modelo consigue reducir el 0 a 100 km/h a 4,7 segundos.

La bajada en la báscula no solo llega al Serie 1, el Serie 8 Gran Coupé recibe la misma medicina. El apartado de extras opcionales del modelo incluye ahora un techo de carbono, que reduce el peso del modelo. Eso sí, se podrá incluir como elemento individual de BMW con la versión M850i xDrive Gran Coupé, en combinación con el paquete M Sport.

BMW Serie 5 | BMW

Respecto a los SUV de la gama, BMW ofrecerá una mayor personalización en el X5, X6 y X7. Estos recibirán más elementos distintivos Individual, tanto para el exterior como el interior, como una nueva gama de colores, materiales y acabados. Además, se incorporan nuevos elementos tecnológicos, que mejoran la respuesta dinámica de los SUV.

Otra de las novedades de BMW es la inclusión de la visualización 3D en todos los coches de la gama. Hasta ahora solo estaba disponible en los modelos que contaban con el sistema Live Cockpit Professional. Esta función utiliza los datos proporcionados por las cámaras y sensores de los sistemas de asistencia para generar una imagen gráfica tridimensional en tiempo real de los alrededores del vehículo.