Un nuevo método para evitar los radares y cámaras que se está haciendo viral

Un nuevo método para evitar los radares y cámaras que se está haciendo viral

¿Hojas en la matrícula?: el truco anti-radar que tiene en jaque a la policía

Aunque prohibido, este nuevo método para evitar las multas por radar ocultando parte de la matrícula se ha hecho viral

La picaresca humana parece no tener límite y una de vez más tenemos que hacernos eco de un método que por desgracia se ha puesto de moda para evitar ser cazados por los radares y cámaras de Tráfico. Si no hace tanto que conocimos el truco de las pegatinas antiradar, ahora es una simple hoja la que consigue ocultar parte de la matrícula del vehículo para así impedir la correcta identificación del vehículo. Nuevamente hablamos de un método totalmente prohibido y gravemente sancionado, sin embargo en diferentes países del mundo como Rusia, dónde si no, se están haciendo muy populares por su bajo coste y gran efectividad.

Antes de nada debemos puntualizar que cualquier manipulación sobre la matrícula de un vehículo acarrera una multa de hasta 6.000 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir, lo que hace que usar este tipo de de ideas para evitar multas sean como para pensárselo dos veces. Aún así, como ya te hemos adelantado, se trata de una fórmula que se está haciendo viral y que a través de internet es fácil adquirir en tiendas de origen asiático o foros de todo tipo. Insistimos, no merece la pena, respetar las normas de circulación sale más barato y es mucho más seguro.

El sistema es bastante sencillo aunque requiere de una instalación previa para su correcto funcionamiento. Hablamos de un electroimán que es situado detrás de la placa de matrícula, un elemento que mediante la activación por control remoto es capaz de atraer elementos metálicos de hasta 2 Kg de peso, e incluso más en algunos casos. Gracias a esta capacidad de atracción, los inventores de la "idea" han diseñado unas hojas de árbol muy similares a las reales en cuyo interior existe un pieza metálica que es la que consigue ser atraída por el electroimán. Esta atracción entre el electroimán y la hoja falsa permite que tapemos una parte de la matrícula, lo que imposibilita la lectura de la matrícula y por lo tanto el reconocimiento de coche y autor de la infracción. Además el dispositivo permite una fácil manipulación a posteriori, pues su activación se realiza mediante un control remoto, pudiendo tapar y destapar la matrícula cuando sea necesario.

David Clavero | Madrid | 27/12/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.