Un hospital de Bilbao ha llevado a cabo una iniciativa llamada 'En coche al quirófano'. Se trata de permitir a los más pequeños llegar más relajados y tranquilos en un coche teledirigido hasta la sala de operaciones. Lo que se consigue con esta brillante idea es que los niños vivan esta experiencia de manara más llevadera y que lo hagan sin miedo.

Esta comprobado que dicha iniciativa hace que disminuya la ansiedad y el estrés de los pequeños e incluso de los familiares y, además, favorece que los niños despierten tranquilos y sin agitación tras la operación.