Centímetros Cúbicos » Competición

El de Alpine tuvo que abandonar en la vuelta 33

Un envoltorio de sándwich, el insólito motivo del abandono de Fernando Alonso

El piloto asturiano no pudo completar el Gran Premio de Bahréin después de sufrir problemas con el sobrecalentamiento de los frenos en su A521.

Fernando Alonso en el GP de Bahréin

Alpine Fernando Alonso en el GP de Bahréin

Publicidad

La primera carrera de Fernando Alonso como piloto de Alpine F1 Team no pudo terminar de la mejor forma. Cuando apenas se llevaba superado por unas vueltas el ecuador del Gran Premio de Bahréin, el asturiano encaminaba la entrada a los boxes para abandonar. En esos momentos ya había comunicado a su equipo que se había quedado sin capacidad de frenada en el eje trasero, algo que hacía inevitable la retirada por motivos de seguridad.

Horas después de esta retirada, desde el equipo confirmaban cuál había sido el motivo real para que el Alpine A521 del asturiano se viera afectado por dicho mal: el envoltorio de plástico de un sándwich. Este elemento, arrastrado por el fuerte viento que reinaba en el Circuito de Sakhir, fue el responsable del sobrecalentamiento de uno de los frenos traseros cuando se coló a través del conducto de refrigeración, llevando este exceso de temperatura a que el funcionamiento fuera anómalo y le obligara a regresar al pit-lane.

Hasta ese momento, Alonso había peleado por mantenerse dentro de las posiciones de puntos, batallando con el Ferrari de Carlos Sainz, el AplhaTauri de Yuki Tsunoda o la llegada desde atrás de Sebastian Vettel con el Aston Martin. No se trataba de esta forma de un fallo de fiabilidad del elemento, sino un problema derivado de un elemento externo. Después de la parada en boxes, el piloto comenzó a padecer problemas de rendimiento en la unidad de potencia, aunque por el momento no se ha aclarado cuáles fueron las cusas.

Fernando Alonso antes de la carrera | Alpine

"No ha sido el mejor comienzo de temporada para nosotros, ya que hemos tenido bastante mala suerte durante el fin de semana, tanto en clasificación como en carrera", explicaba tras la carrera, Marcin Budkowski, director ejecutivo del equipo Alpine F1. "Después la primera parada (de Alonso) tuvimos un pequeño problema que nos hizo reducir el rendimiento del coche y, después, tras la segunda, un envoltorio de sándwich se coló en el conducto de frenos trasero del coche de Fernando, lo que provocó que subieran las temperaturas y daños en el sistema de frenos, por lo que nos retiramos por razones de seguridad. Fue una carrera con mucha mala suerte para Fernando, considerando su buena actuación".

Aunque el bicampeón Mundial se mostró muy satisfecho después de su buena clasificación del sábado y de haber estado peleando por posición con otros competidores llamados a establecerse en la zona media de la parrilla, es la segunda ocasión que Fernando debe retirarse por un problema similar, ya que en el Gran Premio de España de 2015 ya tuvo que decir adiós a la carrera después de que uno de los tear-off que utilizaba en su casco para garantizar una buena visibilidad también se coló en uno de los conductos de frenos trasero y derivó en un sobrecalentamiento.

Publicidad