La vivienda suele ser la compra más importante de una persona, al menos por la cantidad de dinero que supone. La mayoría de los mortales pide una hipoteca para poder hacer frente al gasto. Es decir, pide dinero prestado al banco al que se lo devolverá a cambio de un interés. El problema (o uno de los más serios) está en que las entidades de crédito no están dispuestas a conceder el 100% del dinero de la compra (salvo excepciones).

Por normal general, los bancos dan hasta el 80% del valor de compra o de tasación del inmueble que se hipoteca… tú debes tener el otro 20% restante además del dinero para los gastos, que se calculan en entre un 10% y un 15% del precio de la compraventa. Hablamos de gastos de notaría, los impuestos y la tasación.

Por ejemplo, si quieres pedir una hipoteca para comprar una vivienda de 200.000 euros, necesitará tener ahorrados alrededor de 64.000 euros (el 32% del valor del inmueble) para abonar la parte no cubierta por el préstamo más los citados gastos.

Principales gastos en la compra de una casa

1. Impuestos: si es una vivienda de nueva construcción, tendrás que pagar un IVA del 10%. Mientras que, si es una casa de segunda mano, pagarás entre un 5% y un 10% del valor en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este porcentaje depende de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la casa.

2. Tasación: entre 200 y 400€ y lo paga el comprador.

3. Notario: entre 400 y 800€, se pagan a medias con el banco.

4. Registro: entre 100 y 300 euros.

5. Impuesto de Actos Jurídicos (ACJ): impuesto que se paga sobre la escritura notarial cuando se firma una hipoteca. Este lo tiene que pagar el banco, pero conviene conocerlo. La cantidad para pagar en este caso depende de cada Comunidad Autónoma y va entre el 0,5% y el 1,5% del valor de la compra.

6. Gestoría: entre 300€ y 500€, se paga a medias con el banco.

Trucos para ahorrar para comprar una casa

Lo más probable es que necesites tiempo para ahorrar la cantidad necesaria para una entrada. Ten en cuenta además que la cuota de hipoteca con la que hagas tus cuentas no debería el 35% de tus ingresos netos mensuales.

Algunas cosas que puedes hacer para que te sea más sencillo ahorrar son

1. Destina una cantidad fija de tus ingresos mensuales al ahorro.

2. Reduce gastos. Haz un estudio de dónde gastas el dinero y analiza si pudieras reducirlos.

3. Piensa en tu perfil crediticio: disponer de estabilidad laboral y económica será una ventaja a la hora de obtener una hipoteca.