Dicen de los alrededores de Valderrobres, en el corazón de la Sierra de Matarraña, que es la Tosacana española, tal es su encanto y su belleza pero además el propio pueblo de Valderrobres es una villa medieval por la que te encantará pasear. Y eso no es todo porque este pueblo está a tan solo 20 kilómetros de uno de los centros Dinópolis, el de Inhóspitak, en Peñarroya de Tastavins.

Rutas en Valderrobres | Imagen cortesía de Haiku Comunicación

Y además de todo ésto, y mucho más que te desvelamos a continuación, en Valderrobres acontede la Rompida de la Hora, que es Fiesta de Interés Turístico de Aragón ¿en qué consiste? se trata de uno de los actos más importantes de la Semana Santa de esta encantardora villa medieval y si quieres vivirlo tendrás que estar el próximo 10 de abril a las 12 en la Plaza de España, descubrirás como centenares de bombos y tambores tocan al unísono para conmemorar la muerte de Jesús en la Cruz y reprsentar el temblor de tierra que por ello se produjo.

Tirolina Fuentespalda | Imagen cortesía de Haiku Comunicación

La Semana Santa es un atractivo turístico importante de Valderrobres pero ni mucho menos es el único, es más, aunque los actos religiosos o tradicionales vayan poco contigo, te encantará visitar esta localidad en estas fechas porque el clima acompaña y te permitirá disfrutar de un entorno espectacular, especialmente si te gusta el senderismo u organizar rutas en la naturaleza en bicicleta. Si lo tuyo es la aventura prepárate a lanzarte por la tirolina de Fuentespalda, cuenta con 1980 metros de longitud y 200 de desnivel, eso sí, si viajas con niños ten en cuenta que si bien no hay límite de edad para lanzarte sí es neceario superar los 50 kilos y los menores han de ir siempre acompañados por un adulto.

Valderrobres | Imagen cortesía de Haiku Comunicación

Más cosas ¿te apetece más una aventura de camping que de casa rural? en Valderrobres podrás dormir en jaimas y tipis si así lo quieres porque entre los alojamientos de la zona hay también campings temáticos de este estilo.

Valderrobres | Imagen cortesía de Haiku Comunicación

Y, aunque la naturaleza te llama y esta Toscana Española te seduzca, no olvides dedicar tiempo a visitar el pueblo porque es uno de los más bellos de España, uno además con mucha historia porque se trata de una villa medieval; el Puente de Piedra que se levanta sobre el río Matarraña y el Portal de San Roque son las primeras construcciones históricas que verás al acercarte a Valderrobres, no olvides visitar la Fonda de la Plaza porque se trata de una de las más antiguas de España (y se come de escándalo) y por supuesto el Castillo-Palacio de Valderrobres, de finales del S.XII, podrás acceder incluso a las almenas de su fortaleza.