Galicia es un destino clásico de turismo gastronómico, no son pocos los turistas que llegan a esta tierra con intención de comérsela aunque no perdonen tampoco una visita a la Torre de Hércules en A Coruña, a las murallas romanas de Lugo o la mítica catedral de Santiago de Compostela si hablamos de visitas históricas, a los cañones del Sil, a costa da morte o las fragas del Eume si es de lugares naturalmente espectaculares de lo que hablamos o a las rías baixas con sus islas Cíes si buscamos el Caribe gallego o lo que algunos han dado en llamar Galifornia. Hay, sin duda, más que ver y visitar y también más que comer pero de estas siete delicias no te puedes perder ni una.

Te hacemos una única advertencia: a Galicia en verano se va, principalmente, a comerse el mar (ya llegará el invierno para centrarnos más en las cosas de la tierra y los platos de cuchara).

Empanada gallega

Empanada gallega | De Tamorlan - Wikipedia

Para abrir boca y a modo de aperitivo, te recomendamos un bocado de empanada gallega, eso sí, elígela bien porque hoy en día ya no se preparan sólo de bonito, ternera o bacalao como antaño, te recomendamos, indudablemente, la de zamburiñas.

Percebes

Percebes | Pixabay

Los percebes son lo que hemos dado en llamar un "must", dicho en perfecto castellano, una delicia de obligada degustación, especialmente si visitas las zonas de Galicia donde éste es su producto estrella (la zona de la costa Ártabra en la zona de Meirás y Cedeira o en la zona de O Roncudo).

Vieiras

Vieiras | Pixabay

Y quien dice vieiras dice zamburiñas o unas almejas a la marinera, no es lo mismo ni es igual pero ninguno de estos tres platos te defraudará, claro que en el caso de las vieiras siempre puedes llevarte la concha en la que te la servirán a modo de recuerdo gastronómico.

Pulpo

Pulpo | Pixabay

El pulpo siempre á feira o, como se lo conoce fuera de Galicia, "a la gallega", es decir, cocido, sobre una cama de patata cocida y aliñado con aceite de oliva virgen extra, sal gorda y pimentón.

Besugo

Besugo | Pixabay

El besugo es uno de los pescados más deliciosos que podrás degustar en Galicia pero no es el único, no pierdas de vista el rodaballo salvaje.

Ternera gallega

Ternera - rubia gallega | Pixabay

Entre las mejores carnes que se pueden degustar en galicia no cabe destacar otra que no sea la ternera gallega por más que ahora se hable, y mucho, de los chuletones de vaca vieja (gallega).

Tarta de Santiago

Tarta de Santiago | De Tamorlan - Wikipedia

El postre en Galicia no puede ser otro más que la tarta de almendras más famosa del mundo, la que se corona con la espada del santo, la tarta de Santiago.

Si hablamos de acompañamientos, en pleno verano, no dudes en pedir unos pimientos de Padrón (sí, esos entre los que unos pican y otro no) o, si prefieres ir a la seguro y especialmente si estás en las Rías Altas, puedes pedir los mismos pimientos pero con denominación de origen de O Couto porque son como los de Padrón pero nunca pican. Las algas, entre los platos que ofrece la cocina moderna, se han colado también entre lo más delicioso de la gastronomía gallega, especialmente si las pruebas en un revuelto con erizo de mar.

Para regar delicias como éstas no debes negarte una copa (o dos) de algunos de los mejores vinos gallegos, puedes optar por un Ribeiro (siempre en taza) o por un Albariño pero no te olvides de la denominación de origen de la Ribeira Sacra. Y, hablando de asuntos espirituosos, en Galicia el fin de fiesta se pone con un orujo (uno de hierbas, el blanco es sólo para valientes...) o si la fiesta es de las inolvidables... con una queimada (eso sí, que no la prepare tu enemigo, podría írsele la mano con el alcohol).