Menorca es para muchos la isla Balear con mejores calas. Arena blanca, agua cristalina y tranquila y un entorno de ensueño. Pero lo cierto es que Menorca es mucho más que sus calas. Cualquier persona que la visite debe saber que hay muchos otros lugares que merecen la pena y, como no podemos hablar de todos en un solo artículo, vamos a hacerlo de cinco de ellos.

Cinco lugares que no sirven para tumbarse a tomar el sol o para darse un chapuzón cuando las temperaturas así lo piden. Pero que si servirán para que conozcas un poco mejor la otra cara de la isla, porque también la tiene.

Es Castell

Junto a Mahón encontramos Es Castell, un pequeño municipio en el que encontrarás un paisaje de postal. En su puerto, adornado con edificios de fachadas coloridas, hay multitud de barcos, además de algunas terrazas en las que sentarte a disfruta de las vistas. Sobre todo por la noche, cuando cae el sol y son las luces las que empiezan a iluminar el lugar, es todo un espectáculo.

Es Castell | Pixabay

Yacimientos arqueológicos

Menorca cuenta con un amplio repertorio de yacimientos arqueológicos que nos permiten conocer parte del pasado de la isla. Entre los más importantes se encuentran la necrópolis de Cala Morell, la Torre d’en Gaumés o la Naveta des Tudons.

Yacimientos arqueológicos en Menorca | Pixabay

Binibeca

Binibeca nació en 1972 como un poblado de pescadores y, aunque hoy en día se encuentra restaurado, todavía podemos disfrutar de su esencia. Calles estrechas y con cuestas y casitas blancas. Eso es lo que te encontrarás si decides disfrutar de este lugar.

Binibeca | Pixabay

Ciudadela

No es la capital de Menorca, sino su segunda ciudad más importante. Pero eso no quita que sean muchas las personas que opinas que les gusta más que Mahón. Si la visitas, cosa que es prácticamente obligatoria, no olvides esta recomendación: la puesta de sol desde lo alto de su castillo de San Nicolás es una de las mejores que encontrarás en toda la isla. No es lo único que ofrece ciudadela, pero deberás recorrerla para conocer sus encantos.

Faro de punta Nati | Pixabay

Faro de punta Nati

Para finalizar vamos a hacer mención al faro de Punta Nati. Merece la pena visitarlo por él mismo, eso está claro. Pero de la misma forma que ocurre con el castillo de Ciudadela, visita este faro al atardecer. Es otro de los más bonitos de Menorca.