¿Sabías que los soldados americanos descubrieron las patatas fritas en Bélgica? las llamaron french fries, que es el nombre con el que todavía las conocemos hoy, porque donde las consumían por montones era en la zona francófona de Bélgica pero lo cierto es que es en Valonia donde está el origen de este pequeño capricho que gusta a todo el mundo; son el tesoro dorado de Valonia y pueden consumirse de muchas maneras, claro que todo el mundo tiene sus recetas favoritas, ahora que Bélgica va a abrir sus fronteras y recibir turistas, te desvelamos cuales son nuestras tres recetas de patatas fritas valonas favoritas para que no te las pierdas en tu próximo viaje a este encantador rincón de Europa.

Antes de regalarte una degustación de patatas en Valonia debes saber un detalle curioso de su preparación: seguro que imaginarás que es sencilla (pelar las patatas, cortarlas, freirlas y listo...) y es cierto, es un plato sencillo pero en Valonia tienen un pequeño secreo (que dado que lo confiesan no lo es tanto): las patatas se hacen en tres tiempos: primero se cortan y se dejan secar, después se fríen durante 6 minutos, se retiran del aceite y se dejan secar de nuevo, finalmente se fríen durante 3 minutos más y entonces sí están listas para servir.

Conos de patatas fritas | Imagen cortesía de turismo de Valonia - Emmanuel Mathez-Liège - Friterie - 'Chez Victor'

¿Solas o con salsa? eso tendrás que decidirlo tú cuando pidas tu cono de patatas para comértelas mientras paseas tranquilamente ¿sólo con sal o con mayonesa, que es la salsa favorita de los belgas? a tu gusto.

Estás en Valonia así que una de las recetas que no puedes dejar de probar es la de las patatas con mejillones porque si las patatas son esenciales en la gastronomía belga no menos lo son los mejillones; lo curioso de esta receta es que no se sirve como un plato sino como dos, por una parte los mejillones hervidos y por otra las patatas fritas y allá cada cual que decida, a su gusto, si combinarlos o degustar primero un plato y luego el otro.

Apréndete un nombre: mitraillette (o mejor dos, porque este plato típico de la gastronomía belga en la zona de Valonia se llama routier); este plato es también perfecto para descubrir las papatas fritas valonas sin mucho artificio porque se trata de un plato de street food; se prepara con carne cocida, patatas fritas y salsa al gusto (pero la salsa no es mayonesa esta vez sino una rica salsa de pera o manzana que da un toque muy especial a la carne); decíamos que el routier era un plato de street food... por eso en muchos lugares se sirve a modo de bocadillo con pan de baguete (no, ligero no es...).

Patatas fritas | Imagen cortesía de Turismo de Valonia: Emmanuel Mathez-Liège - Friterie - 'Chez Victor'

Por supuesto hay más recetas, formas y maneras de descubrir las patatas fritas en Valonia pero estas tres se nos antojan perfectas porque te permitirán conocer las famosas patatas fritas que conquistaron a los soldados americanos y también otros platos típicos de la gastonomía belga como los mejillones o la carne con salsa de pera o manzana. Además, dado que las patatas no son un ingrediente gourmet ni propio de la alta cocina sino más bien del fast food, no deja de ser una rica experiencia descubrir a qué saben las patatas fritas cuando forman parte de una rica tradición de street food (que no fast...).