Viajestic » Escapadas

CANTABRIA

Comillas: 6 rincones imprescindibles para descubrir

Es el momento de conocer una serie de rincones absolutamente imprescindibles para descubrir en Comillas. ¡Te fascinará!

Comillas

Imagen de Sandstein en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Comillas

Publicidad

Comillas es uno de los lugares más bonitos que podemos encontrar en el norte de España. Esta preciosa villa está ubicada a tan solo 50 kilómetros de Santander, siendo considerada una de las zonas más visitadas de los últimos tiempos. Un hecho que no es producto de la casualidad ya que si vas a este lugar, ¡te enamoras para siempre!

Uno de los puntos fuertes de Comillas es, sin lugar a dudas, el gran valor en cuanto a patrimonio arquitectónico se refiere. Destacan, entre otras cuestiones, edificios tanto medievales como barrocos, así como obras realizadas por grandes artistas y arquitectos como es el caso del mismísimo Antoni Gaudí. Por lo tanto, si estás pensando en visitar Comillas, ¡estos son los rincones que no te puedes perder!

Palacio de Sobrellano
Palacio de Sobrellano | Imagen de Falk2 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Palacio de Sobrellano

Se construyó en 1888 bajo la orden de Antonio López y López, primer marqués de Comillas. Su estilo neogótico así como sus impresionantes dimensiones nos hace recordar a los palacios venecianos. Tras subir las imponentes escaleras, te recomendamos que hagas la visita guiada a su interior donde observarás diversa pinturas de Eduardo Llorens y mobiliario diseñado por Antoni Gaudí.

Capilla Panteón de Sobrellano
Capilla Panteón de Sobrellano | Imagen de Anais Goepner Melendez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Capilla Panteón de Sobrellano

Junto al palacio encontramos esta Capilla Panteón que se construyó en el año 1878 por Joan Martorell como una catedral a pequeña escala. En su planta inferior se pueden encontrar los mausoleos de mármol de los Marqueses de Comillas y, en el piso superior, una capilla en la que en la actualidad se realizan oficios religiosos.

Fuente de los Tres Caños
Fuente de los Tres Caños | Imagen de xavi lópez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Fuente de los Tres Caños

En el centro histórico de Comillas, que es sencillamente fascinante, puedes encontrar esta preciosa Fuente, situada en la plaza con ese mismo nombre. Fue diseñada en el año 1889 por Lluís Domènech i Montaner, como homenaje a Joaquín del Piélago (hijo político del primer marqués de Comillas). Fue quien financió la canalización de las aguas del pueblo. Te recomendamos a su vez que acudas al edificio donde se encuentra el Ayuntamiento, siendo un edificio indiano donde llegó a alojarse nada más y nada menos que el Rey Alfonso XII.

El Capricho de Gaudí
El Capricho de Gaudí | Imagen de Triplecaña en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

El Capricho de Gaudí

Es una de las grandes joyas que podemos encontrar en Comillas, sin lugar a dudas. Este palacete, sacado de un cuento de hadas, fue construido entre los años 1883 y 1885 como residencia de verano de Máximo Díaz de Quijano. Estamos ante una de las pocas obras que Antoni Gaudí construyó fuera de Cataluña, convirtiéndose en uno de los grandes reclamos turísticos del pueblo.

Puerta de los Pájaros o Puerta del Moro
Puerta de los Pájaros o Puerta del Moro | Imagen de MiguelAlanCS en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Puerta de los Pájaros

Desde la Plaza del Corro de San Pedro tendrás la oportunidad de subir hasta la preciosa Ermita de Santa Lucía. En el camino te encontrarás con la conocida como Puerta de los Pájaros o Puerta del Moro. Fue diseñada por Antoni Gaudí. Cabe destacar que esta puerta cuenta con tres entradas: Para coches, para personas y para pájaros. De ahí su curioso nombre. De ahí podrás seguir tu camino hasta la Ermita que alberga la imagen de la Virgen de Santa Lucía, a quienes los marineros de la villa se encomendaban antes de salir a la mar.

Cementerio de Comillas
Cementerio de Comillas | Imagen de Georges Jansoone en Wikipedia, licencia: CC BY 2.5

Cementerio de Comillas

Estamos, sin lugar a dudas, ante uno de los pueblos más bonitos y curiosos del país. Por tanto, inevitablemente se convierte en un lugar para descubrir en Comillas. Está ubicado en la parte más alta de una colina, en el mismo lugar donde se encontraba una iglesia que data del siglo XV o XVI. Se trata de un cementerio gótico que mejoró en 1893 debido a la ampliación realizada por Lluís Domènech i Montaner. Lo que se hizo fue conservar las ruinas del templo anterior, realizando una espectacular fachada de acceso así como los mausoleos del interior y, cómo no, esa impresionante estatua del Ángel Exterminador de Josep Llimona. ¡Es sencillamente sobrecogedor!

Publicidad