Museo Sorolla

En la zona de Martínez Campos podemos encontrar varios palacetes, pero uno es más especial que el resto, pues fue la casa de Joaquín Sorolla. La vivienda también hizo las veces de estudio, pues el artista configuró la planta baja como una zona de trabajo formada por tres estudios contiguos de techos altos y abundante iluminación. El jardín fue una creación del propio Sorolla, quien diseñó su trazado y eligió las plantas que iban a poblarlo. Parece mentira que en la bulliciosa calle de Martínez Campos podamos encontrar un remanso de paz y tranquilidad como es este jardín.

Museo Romántico | Imagen de Pablo Linés en Wikipedia, licencia CC BY-SA 4.0

Museo del Romanticismo

En pleno barrio de Malasaña se encuentra este museo nacional instalado en un antiguo palacete. Data del siglo XIII y fue construido siguiendo el estilo neoclásico, y cuenta con dos fachadas en las que resalta su simetría, así como la escasa decoración. La cafetería del museo da al jardín, cuyo elemento central es una fuente. Es habitual ver a personas tomando el café, charlar distendidamente y hasta leyendo. El jardín está limitado por los muros de otros edificios, pero eso no le resta encanto.

Parque Quinta de los Molinos | Imagen de Kus Cámara en Wikipedia, licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic

Parque Quinta de los Molinos

Este parque histórico cuenta con 25 hectáreas, además de un palacete diseñado a comienzos del siglo XX, y donde hoy se encuentra Espacio Abierto, un espacio dedicado a los más pequeños. Este jardín destaca por ser uno de los lugares de la capital donde disfrutar de los almendros en flor. Si aún no has visto ese espectáculo de la naturaleza, no puedes dejar tu visita para más adelante.

El huerto las Monjas | Imagen de Xauxa Håkan Svensson en Wikipedia, licencia CC BY-SA 3.0

El huerto las Monjas

Paseando por el Madrid de los Austrias, los más curiosos se toparán con el acceso al Huerto de las Monjas en la calle Sacramento. Para poder llegar a este jardín debemos atravesar un pasaje bajo edificios relativamente modernos. Hace tan solo unos años que este rinconcito fue descubierto al público, pues hasta 1972 estuvo custodiado por los muros del convento. En su momento este huerto era la zona de cultivo de las hermanas Bernardas. Hoy en día podemos dejarnos envolver por la atmósfera de monjas madrileñas del Siglo de Oro.

Casa Museo de Lope de Vega | Imagen de Carlos Delgado en Wikipedia (imagen de dominio público)

Casa Museo de Lope de Vega

Inmerso en el Barrio de las Letras se encuentra el jardín de la que fue la casa del Fénix de los Ingenios, el dramaturgo Lope de Vega. Hoy en día podemos adentrarnos en su vivienda gracias a las visitas guiadas que se organizan, así como las visitas teatralizadas. Por su puesto, en todas esas visitas se pasa por el jardín, y casi que podemos imaginarnos al autor deambulando por allí pensando cuáles serán sus próximos versos.