Viajestic » Escapadas

ARQUITECTURA RELIGIOSA

Cataluña: estas son sus catedrales más espectaculares

Es el momento más que perfecto de hacer un recorrido por Cataluña pero, en esta ocasión, a través de algunas de sus catedrales más espectaculares.

Cataluña: Estas son las catedrales más espectaculares

Imagen de Jorge Franganillo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Cataluña: Estas son las catedrales más espectaculares

Publicidad

Es más que evidente que Cataluña cuenta con una gran variedad tanto a nivel histórico como cultural. Entre otras cuestiones podemos encontrar una gran cantidad de catedrales que, de una manera u otra, han marcado un antes y un después no solamente en la historia sino en diversos aspectos.

Aunque hay un gran número de catedrales repartidas por Cataluña, hemos querido hacer una pequeña selección de aquellas que, personalmente, nos parecen más sorprendentes. ¡Nos quedaríamos con todas ellas! Ya que tienen siempre algo por lo que destacar. Si estás pensando en hacer un viaje por Cataluña, ¡apunta estas edificaciones religiosas!

Catedral del Espíritu Santo de Tarrasa
Catedral del Espíritu Santo de Tarrasa | Imagen de Enfo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Catedral del Espíritu Santo de Tarrasa

Está situado en la plaza vieja de Tarrasa, ciudad situada en la provincia de Barcelona. En 2004, la Santa Sede decidió crear una nueva diócesis en este municipio, separándola completamente de la capital de provincia. De esta manera, se decidió que su catedral fuera esta, la dedicada al Santo Espíritu. Una forma de recuperar el conocido como obispado Egara que existió entre los siglos V y VIII.

Catedral de Santa María de Tortosa
Catedral de Santa María de Tortosa | Imagen de amadalvarez en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Catedral de Santa María de Tortosa

Está ubicada en la provincia de Tarragona. El edificio que hoy conocemos, de estilo gótico, se empezó a construir en 1347 aunque se edificó sobre uno anterior, románico. Esta construcción se encuentra en pleno centro de Tortosa y, según diversas excavaciones arqueológicas, parece que en este preciso lugar se encontraba nada más y nada menos que el foro romano.

Catedral de la Seu Vella de Lleida
Catedral de la Seu Vella de Lleida | Imagen de Manuel Portero en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Catedral de la Seu Vella de Lleida

Estamos, sin lugar a dudas, al monumento que más identifica a esta ciudad catalana. Desde este mismo punto podrás encontrar unas vistas de ensueño. Su construcción se inició en el año 1203, aunque se prolongó hasta 1431, cuando se llegó a acabar el campanario. Su acceso se realiza a través de lo que conocemos como La Canónica. Es una realidad que no te dejará indiferente.

Catedral de Santa María de Girona
Catedral de Santa María de Girona | Imagen de PCB75 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

Catedral de Santa María de Girona

Esta catedral está en el punto más elevado de la parte antigua de Girona. Se mezclan a la perfección diferentes estilos y es que, entre otras cuestiones, comenzó a edificarse en el siglo XI y se terminó en el siglo XVIII. Una de sus mayores características es la escalinata central, que cuenta con noventa escalones, que lleva hasta una puerta del siglo XVII.

Catedral de Santa Eulalia de Barcelona
Catedral de Santa Eulalia de Barcelona | Imagen de Pierre_Gronau en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Catedral de Santa Eulalia de Barcelona

Evidentemente, ¡no podía faltar en esta época! Está dedicada tanto a Santa Eulalia como a la Santa Cruz. Excepto por la fachada, el resto del edificio está construido entre los siglos XII y XV. Uno de sus puntos fuertes es el interior, ya que cuenta con tres espectaculares naves que, entre otras cuestiones, destacan por su amplitud gracias, en parte, a esos pilares que son tan característicos del gótico catalán.

Catedral de Santa Tecla de Tarragona
Catedral de Santa Tecla de Tarragona | Imagen de Bernard Gagnon en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Catedral de Santa Tecla de Tarragona

Es un templo donde se puede apreciar, a la perfección, la transición del románico al gótico. ¿La razón? Se empezó a construir en el siglo XII con un estilo continuó con el otro. Aunque se consagró en 1331 debemos tener en cuenta que quedó inacabada por culpa de la peste negra. Además, debes saber que con anterioridad fue un templo románico, una basílica cristiana ¡y hasta una mezquita! Lo cierto es que tanto su fachada como su rosetón se han convertido, con el paso del tiempo, en dos de los grandes emblemas de la ciudad.

Publicidad