Viajestic » Escapadas

Visita el Cabo de Gata

Cabo de Gata el Parque Natural que levanta pasiones

El Cabo de Gata es uno de los lugares más bellos de la Península Ibérica, y se encuentra altamente protegido por la riqueza geológica, ecológica, histórica, antropológica y paisajística que posee.

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata

Imagen de Noelia Campillo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 es Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata

Publicidad

El Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar es el primer espacio marítimo-terrestre natural protegido de Andalucía. Pues todos y cada uno de los rasgos que hacen único a este rincón, se deben a que es uno de los ecosistemas más áridos de Europa. Además está reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera y Geoparque Mundial.

Esta maravilla paisajística de origen volcánico es protagonista de muchas publicaciones en redes sociales. Y no es de extrañar, pues aquí podemos disfrutar de una buena ruta de senderismo por la mañana que terminará en una de sus magníficas playas, como Mónsul, o Los Genoveses.

Mónsul | Imagen de Nikater en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

El Parque cuenta con 50 kilómetros de costa acantilada, sus superficies escarpadas son el resultado de erupciones volcánicas y la erosión del agua. En este litoral abrupto, también es posible encontrar pequeñas y recónditas calas, solo aptas para quienes se aventuren a llegar a ellas como como Carnaje y de En medio.

Otros de los grandes atractivos de este lugar son sus acantilados volcánicos y arrecifales como Punta de los Muertos, Mesa Roldán, o el arrecife de las Sirenas, entre muchos otros. Bien merece la pena pasar varios días explorando este Parque Natural.

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata | Imagen de Noelia Campillo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 es

A pesar de la ausencia de un invierno climático y sus escasas precipitaciones, en Cabo de Gata encontraremos uno de los conjuntos vegetales más llamativos de todo el continente, pues cuenta con más de un millar de especies. Entre las que se incluyen poblaciones de palmito y cornical formaciones de esparto, romero y azufaifos; así como las populares margaritas de mar.

Mónsul | Imagen de Nikater en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Dentro del Parque se encuentran inmersos núcleos urbanos como la propia localidad de Gabo de Gata, pero también hay restos de vida humana tales como las ruinas de las minas de Rodalquilar, sistemas de aprovechamiento de agua y viento como norias, aljibes y molinos. Además, hay evidencias de asentamientos humanos desde la Prehistoria, siendo los primeros a finales del Neolítico. También pasaron por aquí los Fenicios y Griegos en sus expediciones comerciales por el Mediterráneo.

Tampoco debe extrañar hallar en este entorno natural, antiguos cortijos rehabilitados con fines turísticos, así como restos de construcciones defensivas levantadas por los árabes en la época de Al-Ándalus.

Minas de Rodalquilar | Imagen de Wikinaut en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Es indudable que estamos ante uno de los entornos naturales más ricos, bellos y únicos de todo Europa; y que visitarlo es algo que deberíamos de hacer varias veces a lo largo de nuestra vida, pues una maravilla así no es fácil encontrarla. Los rasgos que hacen único al Parque Natural de Cabo de Gata, son los mismos que hacen tan necesaria una alta protección de este Patrimonio Natural.

Publicidad