El Bund Sightseeing Tunnel es casi una instalación virtual bajo el suelo que proporciona una experiencia increíble. Pasar por este túnel repleto de efectos multimedia especiales, en un tren en compartimentos turísticos completamente transparentes que permiten una visión de 360 grados, es algo de lo más sensorial. El sistema de sonido envolvente con seis canales amplifican la experiencia y los efectos de sonido cambian según va cambiando el paisaje. Los compartimentos son no tripulados y el paseo es constante y fluido. Se tarda de 3 a 5 minutos en viajar a través del túnel y disfrutar de los diversos espacios bajo tierra al máximo. Las entradas al túnel del Bund están situadas en el norte de la Plaza de Chenyi y en Pudong en el lado sur de la Perla Oriental TV y de la Radio Tower, frente al Centro Internacional de Convenciones. El túnel Bund Sightseeing pasa bajo el río Huangpu que conecta la zona de Pudong con el distrito del Bund y Lujiazui. Su longitud es de 646,7 metros. Las direcciones de las entradas son el 300 Zhongshan East First Road en Puxi y el 2789 Binjiang Road en Pudong. La entrada cuesta 50 yuanes, 6,30 euros, por persona y trayecto y 60 yuanes, 7,55 euros, por persona para un viaje redondo de ida y vuelta. Originalmente fue pensado para ser una pasarela móvil, pero este túnel se convirtió en uno de los más extraños y atractivos sitios turísticos de Shanghai. El efecto es el de un extraño y diabólico trayecto psicodélico mientras viajas en un coche automático bajo el río Huangpu. Ahí es nada. La historia trata de ir desde el espacio hasta el núcleo de la Tierra, y vuelta otra vez. Una empresa de Shanghai creó el concepto a partir de las  impactantes imágenes del magma. Los pasajeros que embarquen en este vehículo de movimiento lento podrán viajar a lo largo del túnel y disfrutar de los efectos visuales producidos por las luces. Tecnología moderna para cruzar el río, una experiencia emocionante e interesante, con efectos visuales y música de fondo. Se tarda unos 5 minutos y merece la pena. No se pudo mostrar el sucio Huangpu, que además no tiene peces, así que pensaron en algo más grande y mucho mejor después de ver unos coches automatizados en Francia. El resultado es un túnel único en el mundo.