VERANO EN LOS ALPES

VERANO EN LOS ALPES

Sueños de aventura en el Tour del Mont Blanc

Una aventura recorriendo tres países, atravesando pasos de montaña alucinantes, descubriendo paisajes de postal y todo ello con el imponente Mont Blanc como testigo de tu viaje. Bienvenidos a la ruta más apasionante del verano.

Tres países, 170 km. y 12 días de excursiones a través de 10 pasos de montaña y 40 glaciares en los Alpes suizos, franceses e italianos, que se dejan recorrer entre paisajes alucinantes y asombrosos. Postales típicas y el saludo de otros aventureros como tú que están haciendo su travesía. El compañerismo, tres fronteras y miles de nacionalidades en los refugios. Así son las jornadas que te esperan haciendo el Tour del Mont Blanc Integral que propone Yokmok.com

Todo comienza en Chamonix, el corazón de los Alpes franceses. Mires por donde mires en esta ciudad de alta montaña ahí está el Mont Blanc, imponente y soberbio. Todo comienza con el olor de los abetos mientras te diriges hasta el refugio de Argentiere. Una cabaña a los pies de un lago de montaña. Pilas recargadas con un desayuno perfecto para aguantar una jornada que comienza yendo hacia Aiguillette des Posettes. Ese de allí, es el glaciar de Le Tour y el valle de Chamonix... y prepárate para la Reserva Natural de las Agujas Rojas, un paisaje de acantilados, bosques, glaciares y rocas. Y si esto te parece espectacular, espera a seguir subiendo hasta Col de Balme, a 2.191m, el paso entre los de Suiza y Francia.

¿Chocolates? ¿Quesos? De todo. Pero es hora de salir a otra nueva jornada de trekking. Has despertado en Suiza y la primer meta es llegar a los 2.040m. Pero este paisaje merece un pequeño descanso para ser admirado, antes de salir hasta Champex. La aldea suiza de las fotos que has visto toda tu vida es esta. ¿Qué tal han sentado las más de seis horas de marcha?

Hay más. Comienza el cuarto día atravesando un bosque de abetos hasta llegar a L’Amone. Y la ruta continua pasando por los glaciares de L’A Neuve y Dolent, de camino a La Fouly. Otra jornada de seis horas y cuarto de marcha. Esto cada vez parece más fácil.

Dijimos que recorrerías tres países… ¡Bienvenido a Italia! Atravesando el collado del Gran Ferret, a 2.537 m y respaldado por el imponente Mont Dolent (3.823 m.), es hora de llegar a tierras italianas. Una jornada de 6 horas de marcha bien vale un descanso a mitad del valle con los Grandes Jorasses y el glaciar de Frébouze asomándose por la ventana.

¿Ya 6 días? Es la magia de la montaña. Hay tanto por ver, te asombras de cada paisaje que atraviesas y ni te das cuenta de cómo se pasan las jornadas. Es un buen momento para hacer un picnic en el mirador natural que encontrarás de camino a Courmayeur. Entre las paradas únicas que tienen preparadas la gente de Yokomok seguro que tienes tiempo de asombrarte con Tète Bernarda, el glaciar de Brenva descendiendo del Mont Blanc, Dent du Geant, los Grandes Jorasses a tus espaldas y la fantástica Courmayeur. Sólo 2.900 habitantes en esta pequeña población donde te prepararán la cena al mejor estilo italiano. Las cuatro horas y media de marcha de la jornada te abrirán el apetito

Un pueblo de piedra será la primer parada del día. Se llama Dolonne y es tu paso obligado para subir hasta el Collado de Chécrouit (1.967 m.). Un paisaje que no parece entrar en lo ojos, tras tres horas de marcha que te llevarán hasta el lago Combal, a los pies del glaciar de Miage. ¿Alguna vez has estado tan cerca de un glaciar? Un último esfuerzo y en hora y media estarás en pleno valle de Lee Blanche. Entre sueños puede ser que distingas el Petit Mont Blanc a tu izquierda y el glaciar de Lee Blanche.

El octavo es el día de regresar a Francia por el collado de la Seigne (2.696 m.), con dirección al collado de Fours (2.665 m.). ¡A subir un poco más, que el refugio de esta noche está a 2.433 metros! Y casi sin darte cuenta, has hecho seis horas y media más de marcha.

Con el noveno día empieza el descenso. Hoy arrancas la jornada yendo hacia el collado de Bonhomme (2.323 m.), hasta Contamines. Y entre montañas, calles y un cielo imponente, llegas al refugio que se encuentra a los pies de dos glaciares.

Día 10. Hay que ascender un poco, sólo para atravesar el collado de Tricot (2.123 m.). La recompensa es el imponente glaciar de Bionnassy. Al más puro estilo puente del Himalaya, hoy la aventura te lleva a atravesar uno colgante. Sólo tienes 90 minutos de marcha entre el collado de Voza y Les Houches. Aquí verás cómo los que siguen el camino tradicional del Tour del Mont Blanc comienzan su recorrido. Pero tú vas en dirección al Brevant. Ya va llegando a su fin el viaje, pero la imagen de esta noche contemplando el valle de Chamonix y sus glaciares no se te borrará jamás. Y qué decir del imponente Mont Blanc frente a ti.

Es fácil querer seguir descubriendo más y más rincones alpinos cuando tienes el Brevant de acompañante. Y si el incentivo es llegar al Chalet de la Fleguere, aún será más fácil. Especialmente porque estarás en el punto donde se toman las típicas instantáneas del valle de Chamonix. Es el fin de la aventura que, tras 12 días, has vivido en los Alpes. Faltan 3 horas de marcha descendente hacia Tre-le-Champ, pasando por los lagos Cheserys, y el viaje habrá acabado. Una mezcla extraña de sensaciones. Felicidad por haberte decidido, tristeza por que se acaba. Pero es así.

Has tenido 12 días de vivencias en la montaña con tu grupo y con tu guía, que te acompañó en todo momento. 12 días de paisajes espectaculares, tres países y el Mont Blanc siempre testigo de tu travesía. Esta aventura organizada por Yokmok tiene salida durante todo el verano y tiene un precio de 1.490 €/persona (billetes de avión no incluidos).

Más información:
Yokmok

Ana Cufari | Madrid
| 11/07/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.