Dicen que Sayulita es un pueblo mágico porque ha conseguido mantener su esencia histórica y natural a la vez que adaptarse a los nuevos tiempos y convertirse en el destino soñado por muchos; el mar es su principal carta de presentación porque sus olas son el sueño de todos los amantes del surf, sus playas son verdaderos paraísos y su vida de pueblo costero y tranquilo hace las delicias de los amantes del yoga en particular y el slow life en general.

Yoga en Sayulita | Imagen cortesía de Turismo de Nayarit

Retiros de yoga o clases de surf para mejorar tu estilo son algunas de las actividades que podrás practicar en Sayulita, te enamorará además su artesanía, pasear sus calles llenas de color y de las sonrisas típicas del slow life clásicos de los paraísos terrenales; otra de las cosas que te enamorará de este pueblo mexicano del Pacífico es su artesanía, volverás a casa con más de un recuerdo artesanal mexicano.

Sayulita | Imagen cortesía de Turismo de Nayarit

El ambiente que se ha creado en Sayulita desde que es un destino turístico destacado es de lo más bohemio y atractivo, con cierto aire de mayo del 68 pero sin revolución, solo con mucha paz y mucho amor; es también un pueblo muy cosmopolita porque aquí acuden turistas de todo el mundo, es un pueblo multiligüe en el que podrás incluso practicar idiomas aunque, obviamente, está en México, no tendrás ni el más mínimo problema de comunicación.

Sayulita | Imagen cortesía de Turismo de Nayarit

Hablar de México y su cultura, visites la zona del país que visites, y no hacer mención de su gastronomía sería un pecado capital más grave que la gula porque es uno de los aspectos más ricos del país; en Sayulita en particular descubrirás la gastronomía mexicana más 'casera' porque abundan los pequeños restaurantes en los que se sirven los platillos típicos de la zona y las panaderías en las que hacerte a cualquier hora con pan recién horneado. También podrás disfrutar de sugerentes (picantes o no...) cenas mexicanas en las terrazas de los restaurantes más elegantes de Sayulita, junto al mar.

Sayulita | Imagen cortesía de Turismo de Nayarit

Mención especial merecen también los hoteles de esta localidad mexicana; cuando pensamos en la Riviera Maya o en Cancún solemos pensar en grandes resorts de lujo pero en Sayulita las cosas son diferentes, aquí la vida se hace en el pueblo, no en un resort, y los alojamientos más interesantes son coquetos y elegantes hoteles boutique; también podrás alojarte en elegantes villas con todos los servicios propios de un hotel de lujo, en bungalows junto a la playa o incluso acampar porque en Sayulita hay terrenos preparados para montar tiendas de campaña o aparcar caravanas.

Playa Los Muertos, Sayulita | Imagen cortesía de Turismo de Nayarit

El Pacífico Mexicano es un tesoro que conserva la esencia misma del mar y de un clima cálido, de la cultura mexicana y del caracter acogedor y divertido de lo latino. Y no hay mejor lugar que Sayulita para descubrirlo.