Puede que te hayas propuesto visitar Galicia pero no sepas muy bien cómo recorrerla. Lo primero que debes saber es que es muy recomendable disponer de un coche, puesto que el transporte público no llega fácilmente a determinados lugares. Así que siempre contando con que tengas uno a tu disposición, vamos a proponerte algunos lugares que puedes visitar si vas a pasar aproximadamente una semana en esta zona.

Ribadeo | Pixabay

Puedes empezar, por ejemplo, por Lugo. Medio día te bastará para recorrerla y conocerla lo suficiente. Aquí te recomendamos, además, que pruebes comida típica gallega puesto que es un buen lugar para ello. Después del paseo, en el que no puedes perderte la muralla romana y de llenar el estómago... puedes emprender el camino hacia la playa de las Catedrales. Probablemente hayas visto imágenes de este lugar más de una vez, puesto que es protagonista de postales y documentales.

Al día siguiente puedes ir hacia las Rías Altas. Es tu elección decidir si paras en todos los pueblos bonitos que encontrarás entre el inicio de la ruta y Ferrol o si por lo contrario te conformarás con solamente algunos de ellos. Tú eres quien organiza el itinerario de esa semana por Galicia, así que valora la posibilidad de visitar lugares tan encantadores como Viveiro, la ría de O Barqueiro y su precioso pueblo marinero, Bares o Vixía de Herbeira.

A Coruña | Pixabay

Por supuesto, en una ruta de una semana por Galicia no puede faltar Ferrol y A Coruña. Esta ciudad es chiquitita pero muy bonita y no puedes perderte la Torre de Hércules ni la playa de Riazor y Orzán.

La Costa da Morte es espectacular, así que tampoco puedes perdértela de camino a Fisterra. Podrás disfrutar de pueblos pesqueros y marineros, playas vírgenes y acantilados con vistas de infarto.

Atardecer en la costa gallega | Pixabay

Además de todo esto te diremos que no dejes para otro momento tu paseo por Santiago de Compostela. Su catedral es preciosa y el ambiente que se respira, viendo llegar a peregrinos emocionados por alcanzar la ciudad te dará ganas de recorrer el camino de Santiago a ti también. Pero además de esto, callejear por su casco antiguo también merece la pena. Y lo mismo ocurre con las famosísimas rías Baixas. Si visitas Galicia y la recorres en una semana, te dará tiempo a pasar por ellas, por Pontevedra y Vigo. Eso sí, el tiempo es limitado y no podrás disfrutar ni de éstos ni del resto de lugares citados con demasiada calma.

Santiago de Compostela | Pixabay

Así pues, tienes dos opciones: o bien descubres todos estos lugares de manera express, un poco por encima, o bien eliges solamente algunos de ellos y te dejas el resto para un nuevo viaje a Galicia. Como decíamos al inicio, lo bueno de tener solamente siete días es que siempre te quedarán lugares interesantes que casi te obligarán a volver. De hecho, querrás hacerlo.