Oriente Medio

Oriente Medio

Qatar, la perla desconocida de Oriente Medio

A simple vista, pasa desapercibido, pero Qatar es uno país imprescindible para todos aquellos que quieran disfrutar de un viaje diferente, único, y romper estereotipos conociendo a fondo su rica cultura. ¡Descúbrelo!

Desierto y rascacielos. Modernidad y tradición. Qatar es, quizá, uno de los países más desconocidos de Oriente Medio, uno de esos destinos que muchos viajeros saltan sin pensarlo y en los que pocas veces reparamos. Una perla escondida de la que se enamoran perdidamente todos aquellos que la descubren y tienen la oportunidad de observarla de cerca, de empaparse de ella.

Doha, su capital, es la combinación perfecta de lo que hablábamos antes, del Qatar más rural y profundo y de esa ciudad moderna que está en continua renovación y construcción. En ella podrás perderte entre sus callejuelas, repletas de pequeñas tiendas y de edificios que no tienen nada que ver el uno con el otro, o pasear por una de las grandes avenidas rodeadas por enormes torres acristaladas que te harán pensar que has viajado a miles de kilómetros.

Y no hablemos del inexplicable Corniche. Ese paseo marítimo en el que el viento transmite la magia de la ciudad y en el que el agua parece atraerte hacia ella. Cristalina, casi artificial. En ella, en plena noche, podrás ver reflejado el ‘skyline’ de la ciudad como si de un montaje se tratara. Existen pocas cosas más impresionantes que la imagen de decenas de edificios, cada uno iluminado de un color, reflejados en un agua en calma, tanto que parece el propio cielo. Un lugar perfecto para hacer deporte, pero también para dar rienda suelta a tu vena artística y capturar momentos que transmiten sentimientos, historias, culturas…

Pero si hay un lugar especial en esta ciudad, en el que los olores, los sonidos y los colores forman un verdadero mar de sensaciones y literalmente te hacen flotar es el Souq Waqif. El gran zoco de Qatar, en el que siempre te sentirás acogido, podrás probar todo tipo de gastronomías y encontrar objetos con los que siempre habías soñado pero que jamás habías imaginado hallar. Desde helados turcos -con espectáculo incluido-, hasta platos clásicos de comida árabe, pasando por el acogedor Italia Mia, un trocito de Europa perdido en el laberinto que es este mercado.

Todos y cada uno de los días de la semana, hasta altas horas de la noche, el Souq Waqif se mantiene vivo y sus edificios escuchan decenas de conversaciones alegres, animadas, que se intercalan como si de una banda sonora se tratase. Una shisha, un té y los ojos bien abiertos. Sólo con eso caerás rendido ante ese algo que tiene Doha, tan vanguardista y tan clásica a la vez. Es tanta la inmensidad de este zoco que los niños locales se dedican a reconducir a los turistas perdidos entre sus callejuelas y hay que decir que… ¡No les falta el trabajo!

Doha es única porque en ella misma podemos hallar pequeños mundos completamente diferentes. Contrastando con este zoco encontramos La Perla, una lujosa urbanización en la que te sentirás de vuelta en Occidente. Es difícil cruzarse a un local paseando por sus calles, comprando en sus tiendas o disfrutando de una sofisticada comida en uno de sus restaurantes. Un contraste más que te dejará sin aliento.

Pero Qatar no es sólo Doha. El desierto del Golfo Pérsico te hipnotizará, te acogerá con los brazos abiertos y te regalará una de las vistas más especiales que jamás habrás contemplado. Si te animas a visitar esta perla, no olvides hacer un safari por este inmenso desierto. Sentirás la adrenalina corriendo por tus venas como nunca antes lo habías hecho, mientras desciendes por dunas que parecen imposibles. Además, para los amantes de los deportes extremos, la zona tiene una enorme oferta: desde quads hasta motos de agua, pasando por buggys. Y si puedes pasar una noche en el desierto y conocer su fauna… ¡Te aseguro que no querrás moverte de allí!

Todo esto es más que suficiente para enamorarte de un país que atrapa, pero su gente… ¡Su gente es única! En contra de lo que se pueda escuchar, el respeto se respira por sus calles, desde las más modernas a las de la Doha más profunda, y todas aquellas personas con las que te cruces estarán encantadas y dispuestas a hacer de tu viaje una experiencia inolvidable.

Dicen que las perlas se han convertido en una de las joyas más valoradas y preciadas. Qatar, sin duda alguna, es una de ellas. Siempre querrás tenerla cerca, siempre querrás regresar, siempre querrás volver a respirar su magia.

Rosa Suria | Madrid
| 24/06/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.